Omar Félix: “Con Obama las puertas están abiertas para la Argentina”

El mendocino fue el único político invitado al acto de asunción del nuevo presidente de EEUU. Se contactó con dirigentes norteamericanos y anunció que en febrero visitará la provincia el presidente de la Fundación Al Gore. El balance del viaje.
Tras participar de los actos de asunción del nuevo presidente de los Estados Unidos como invitado del Comité de Campaña, Omar Félix, intendente sanrafaelino y único político argentino, regresó a su ciudad y conversó con Los Andes.

El jefe comunal adelantó la visita a nuestra provincia, a fines de febrero, de Juan Verde, presidente en España de la Fundación Al Gore que trabaja por la concientización mundial sobre el calentamiento global y, en breve plazo, de referentes del área de comercio exterior del país del norte. Además contó detalles de su viaje, de las reuniones que mantuvo y del aprendizaje como saldo tras una experiencia como tal.

- ¿Cómo vivió esta invitación a un hecho considerado histórico a nivel mundial?

-Fue una experiencia importante desde lo político, como también saber que no desconocen la realidad de la Argentina e incluso de nuestras regiones; esto impacta porque es descubrir que nos tienen en cuenta y que hay muy buena voluntad de relacionarse.

Se percibe un cambio de actitud en la política tanto interior como exterior norteamericana por lo que creo es fundamental mantener una buena relación; estar en sintonía y preparados para los cambios que vengan.

Nuestra diplomacia va a tener que trabajar mucho ya que ésta es una buena oportunidad para comenzar a tener una relación que le sirva a la Argentina y no una relación distante; lo cierto es que hoy en un mundo globalizado hay que tener muy buena relación, sobre todo con quienes lideran en el mundo la economía, como es el caso de Estados Unidos.

Me parece que es necesario, sin perder identidad ni autonomía, pararnos frente a Estados Unidos con madurez y tratar de tener una política de relación.

Sobre el escritorio de su despacho (además de su computadora portátil donde nos muestra fotos y videos tomados por él mismo durante la asunción y la gala de esa noche), Félix tiene las invitaciones que le envió el Comité de Campaña de Obama, las entradas a cada una de las reuniones, el acto en el Capitolio, las galas y el libro sobre la vida del flamante presidente de los Estados Unidos que le obsequiaron por ser parte de los invitados.

Así va surgiendo la charla entre fotos y anécdotas de este intendente que asume que el frío le ganó la pulseada en Washington pero que fue una oportunidad invaluable.

-Además del acto de asunción en las escalinatas del Capitolio, ¿pudo reunirse con referentes del nuevo gobierno de Estados Unidos?

-Mantuve varias reuniones. Las más importantes con algunos líderes de la comunidad latina que trabajaron en la campaña de Obama y que van a ocupar cargos muy importantes en el gobierno del nuevo presidente. Como Ken Salazar que ocupa ahora el equivalente al ministerio del Interior.

Ellos no tienen ministerios sino secretarías -aclara-, y también Hilda Solís, en el ministerio de Trabajo; varias personas más, entre ellos Juan Verde que es el presidente de la Fundación Al Gore y va a tener un desempeño destacado junto a Obama.

Participé de un desayuno con el vicepresidente Joe Biden en el que había varios representantes de distintas áreas, como Sánchez, que va a estar dentro de Comercio Exterior. Allí Biden dio los lineamientos de su gobierno y contestó preguntas.

A mí me impactó que Biden dijera que Estados Unidos debía cambiar radicalmente su relación con las personas y que no podía ser que todo aquel que no fuera estadounidense fuera considerado sospechoso. Pero como tienen centrada su atención sobre la crisis económica y Oriente Medio, aún no tienen precisiones sobre muchas cosas como en cuanto a la relación con América Latina, que fue mi planteo en varias reuniones.

-¿Cuál fue el momento que más destaca?

- Además de la asunción en sí, con toda esa gente aguardando desde temprano con ese frío extremo y todo ese espectáculo montado para el mundo, la cena bipartidista fue uno de los momentos más interesantes porque realmente es una muestra de convivencia democrática para imitar y porque es una evidencia de que ellos realmente una vez que las elecciones pasan tienen un solo objetivo, que es el bienestar de Estados Unidos.

Esto lo resaltó John Mc Cain (el senador republicano que fue el rival de Obama para la presidencia) quien convocó a todo el partido republicano a ponerse a disposición del gobierno y también Obama, quien planteó la apertura e invitó a todos a trabajar por su país porque el enemigo no es el otro partido sino la desocupación, la crisis económica, entre una lista de problemas.

Allí conocí a muchos legisladores y funcionarios que van a estar en el gobierno. Se generó una agenda posible de trabajo con personas que vendrían a nuestro país, algunos a partir de febrero; todavía hay cosas que estamos planificando y terminando de coordinar. Son gente de la Fundación Al Gore y otros ligados al comercio exterior estadounidense.

-¿Quiénes vendrían y cuándo?

-En la medida que podamos coordinar nos acompañarían en algunas actividades de febrero (aunque el jefe comunal no lo confirmó podría tratarse de la Bendición de los Frutos que se realizará en San Rafael el 28 de febrero y en la Fiesta Nacional de la Vendimia). Se trata del presidente de la Fundación Al Gore, Juan Verde, y de representantes del área de comercio exterior, pero esto último sería más adelante.

-¿Cuáles serían los ejes de estas visitas?

-La Fundación Al Gore está trabajando hace años en el tema del calentamiento global; están directamente vinculados al gobierno de Estados Unidos, ligados a muchas empresas o grupos empresarios que invierten en desarrollos que favorezcan las buenas prácticas ambientales o el saneamiento ambiental.

La idea es que puedan contactar a empresarios acá también. En cuanto al comercio exterior si bien hay que esperar que terminen de asumir, el hecho de saber que quienes van a estar al frente puedan tener alguna relación con nosotros, ya es importante.

-¿Queda abierta una puerta para la Argentina o nuestra región?

-La puerta está abierta; hay que saber aprovecharla cuando llegue el momento. Todavía no se puede hablar de eso. Lo que sí es claro es que se percibe que con la administración Obama hay mayor predisposición para aspirar a un trato, por parte de Estados Unidos, como merece la Argentina. Uno ve la forma de relacionarse que tiene Brasil con Estados Unidos y piensa que habría que hacer algo semejante.

-Un balance de este viaje…

-Estar allá era una sensación rara porque salvo la gente que me iban presentando no conocía a nadie más. Por otro lado es un orgullo porque significa que por alguna razón nos tienen en cuenta. Lo más importante no es que haya sido el único político argentino invitado sino que yo sea útil para San Rafael, para Mendoza y, si es posible, para toda la Argentina.

Si bien no era una invitación oficial por mi condición de intendente sí lo fue por estar dedicado a la actividad política, que de alguna forma significa un reconocimiento que sirve si es útil a los demás.

Comentá la nota