Omar Félix - Candidato por el PJ: "Los años ´90 tuvieron muchas cosas buenas"

El sanrafaelino reconoce que en la década pasada se "destrozó" la producción, pero igual cree que hay cosas para rescatar. Asegura que el modelo kirchnerista es bueno, pero necesita correcciones.

Pese a que le quedan dos años de mandato, el justicialista Omar Chafí Félix pretende dejar de ser el intendente de San Rafael para ocupar una banca en la Cámara de Diputados de la Nación. Pero para eso tiene un plan: su hermano Emir se hará cargo de la comuna. "Es una posibilidad muy cercana que complete mi mandato", sostiene. El padre de ambos también fue intendente del departamento sureño.

Polémico, este empresario que cumplirá 49 años dos días después de los comicios del 28, no esconde sus ambiciones políticas. "Ser gobernador es el más alto honor que puede tener un mendocino y jamás rehusaría a ese honor", confiesa mirando hacia el futuro. Hoy, no se define kirchnerista y pese a que asegura que adhiere al modelo de Néstor Kirchner, cuestiona que no se valoricen "las cosas buenas de los años 90".

-¿Usted va a militar por el sí al límite a la reelección a los intendentes?

-La verdad es que nosotros casi nos hemos olvidado que está dentro de las elecciones la modificación del artículo 198 de la Constitución y no lo decimos cuando hacemos las caminatas.

Pero cuando me preguntan, he manifestado mi opinión a favor. Creo que un mandato es poco y más de dos es demasiado; que una sola reelección está bien porque si se hace bien, supone mucho esfuerzo.

- Cuando asuma su banca en diciembre, ¿su hermano Emir lo va a suceder como intendente en San Rafael?

-Es una posibilidad muy cercana. En realidad, él es un integrante de nuestro proyecto político en San Rafael y trabaja junto a nosotros siendo senador provincial. No creo que el hecho de ser mi hermano pueda proscribirlo de una posibilidad que puede ser muy buena para San Rafael.

-Pero cuando usted fue proclamado candidato a diputado nacional, decía que su hermano no iba a ser el sucesor…

-Él se autoexcluía en ese momento, pero después nuestro equipo empezó a insistir con que Emir debía estar entre los tres o cuatro nombres posibles, porque en un proyecto como el que hemos gestado para San Rafael él debía estar porque es una de las garantías para que eso continúe.

-¿Cómo está su vínculo con Celso Jaque, teniendo en cuenta que usted fue en las últimas elecciones con la Concertación y, además, han tenido históricamente una interna con él en el Sur provincial?

-Estuvimos enfrentados con Jaque. Pero entendimos que tenemos responsabilidades de gobierno, él con la provincia y yo con el departamento. Debo decir que hemos gestionado muy bien y conseguido muchas cosas para San Rafael. Puestos a trabajar, nos ha ido muy bien a los dos.

-¿Y qué pasó con el proyecto de la Concertación?

-Adherí al modelo de la Concertación porque creí en ella. La idea era dejar de lado los intereses partidarios para construir. Me pareció que la propuesta era buena, por eso no estuve con Celso. A poco de eso tomé conciencia de que muchos de los que adherían usaban la Concertación para escalar posiciones políticas.

-¿Le preocupa que la baja imagen que tiene Jaque en las encuestas lo perjudique a usted como candidato?

-Cuando nosotros estamos en la calle, nadie nos pregunta nada por el estilo. La gente plantea muchos temas municipales, fruto de la confusión que existe porque se plantea una elección como si fuera una pelea por la candidatura presidencial cuando no es así.

-¿Se niega a que Jaque se saque fotos con usted o camine a su lado durante la campaña?

-He estado en varios actos con él en San Rafael, en actos de Gobierno, y en esas situaciones nos hemos fotografiado juntos. Pero me parece que ese rol está perfecto, es el rol de la gestión.

- ¿Le gustaría ser gobernador?

- (Silencio). Es el más alto honor que puede tener un mendocino y jamás rehusaría a tener ese honor.

-¿Tendrá que enfrentar a Bermejo en la interna del peronismo?

-Sería muy apresurado tomar una postura, pero Adolfo sería un gran candidato.

-¿Usted es kirchnerista?

-Soy peronista y si me tengo que definir entre los distintos matices que tiene el peronismo, rescato muchas más cosas de estos cinco años de gobierno que de otros.

-¿Qué opina de las candidaturas testimoniales?

-No estoy de acuerdo, pero en una situación normal. Cuando se trata de defender un modelo en que alguien está comprometido, creo que es para pensarlo porque aquí en realidad no está en discusión las candidaturas sino un modelo.

-¿El kirchnerismo se juega la posibilidad de perder la mayoría en el Congreso?

-Eso es el efecto directo de un resultado electoral. Está en juego el modelo a seguir. A pesar de que creo en esto, hay mucho por corregir.

-¿Qué falta por corregir?

-Cuestiones de estilo. Hoy parece que se responsabiliza de todos los daños que ocurren en el país a la década pasada. Los ´90 tuvieron muchas cosas buenas que hay rescatarlas y ponerlas en valor.

- ¿Cuáles son esas cosas?

-Para poner un ejemplo, antes de los ´90 para tener una línea telefónica podías demorar 7 años. A partir de la inversión en servicios eso cambió. Los ´90 fueron eso, servicios. El modelo productivo se destrozó. Por Laura Fiochetta - Foto: José Gutiérrez

Comentá la nota