"No nos olvidemos de la crisis 2001 y quienes la provocaron"

No podemos olvidarnos de la crisis del 2001 y de quienes la provocaron", sostuvo la diputada provincial Ana María Urricelqui tras analizar la Sesión Extraordinaria realizada el pasado viernes en la Cámara de Diputados.
"No podemos olvidarnos de la crisis del 2001, ni tampoco de los rostros de quienes fueron sus causantes", dijo la legisladora del Frente Para la Victoria luego de que la Legislatura diera acuerdo a la operatoria de reestructuración por 460 millones de pesos con el Banco de la Nación Argentina, al tiempo que agregó que "estoy muy satisfecha porque se logró dar a la provincia una herramienta sumamente importante y necesaria para afrontar la crisis que ya la habíamos debatido a la hora de aprobar el Presupuesto General de Cálculos y Recursos. En ese momento dijimos que era necesario una financiación mucho mayor para poder ejecutar un presupuesto que finalice con las cuentas equilibradas".

Actores

Más adelante, la Diputada Provincial indicó que "los mismos actores que no supieron gobernar en el 2001 vienen ahora con recetas grandilocuentes hechas sólo para confundir y ganar electorado, pero les recuerdo que todavía falta y que en todo caso ayuden a gobernar al intendente de Río Gallegos que por lo que leo en los diarios, bastantes conflictos tiene con sus empleados con quienes acuerda aumentos y después se desdice o que no puede atender socialmente el reclamo de los vecinos y debe acudir en ayuda de la provincia como pasó hace unos días en que el responsable de acción social del municipio lo reconoció públicamente".

Finalmente, la diputada Ana María Urricelqui manifestó que "después tenemos que escuchar al Diputado Electo, cuando habla de irresponsabilidades, de ineficiencia y de seriedad, sinceramente tendría que pasar más seguido por San Martín y Libertad como también trabajar en función de los requerimientos de la provincia y no pasarse la vida queriendo ser el llanero justiciero sin ser justo hasta con los más cercanos", aseveró.

Comentá la nota