Con olor a contaminación

Con olor a contaminación
Con críticas al gobierno de Uruguay, los ambientalistas reclamaron "la desmantelación" de la pastera y pidieron que la Argentina eleve ante el tribunal de La Haya el informe de la Universidad Nacional de La Plata, que revela la aparición de sustancias tóxicas.
"Solamente los ignorantes o los corruptos pueden decir que Botnia no contamina", aseguraron ayer los asambleístas de Gualeguaychú a través de una proclama. Luego de una caravana de cerca de doscientos automóviles que se dirigieron al bloqueado puente internacional General San Martín para reclamar "la desmantelación" de la pastera finlandesa, los vecinos entrerrianos leyeron el documento donde denunciaron la contaminación que produce la fábrica da pasta celulosa y atacaron con dureza al gobierno uruguayo que preside Tabaré Vázquez. "El conflicto no son los cortes, es la violación del Tratado del río Uruguay", dijo a Página/12 el asambleísta José Pouler.

"Una vez más nos encontramos los habitantes de la cuenca del río Uruguay, perjudicados agraviados y vapuleados por la mafia finlandesa contaminante, auspiciada por el Banco Mundial (CFI) avalada por la administración de Tabaré Vázquez, su séquito economicista y el poder económico mundial", denunciaron los asambleístas en el documento leído sobre el puente.

Hace casi tres años que la vía que une a la ciudad de Gualeguaychú con la uruguaya de Fray Bentos se encuentra cortada en protesta por la construcción y puesta en funcionamiento de la pastera de origen finlandés en la orilla oriental del río Uruguay. "El gobierno uruguayo dice que se manipularon las pruebas que presentó ante el tribunal de La Haya, pero el informe de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) ratifica la aparición de sustancias tóxicas en el agua", aseguró José Pouler. Como informó este diario, el estudio que realizó la UNLP sobre aguas en zona aledaña a la pastera determinó que contenía emisiones de nonilfenol, contaminante orgánico prohibido por la Unión Europea desde 2005.

La movilización vecinal se originó a partir de la comunicación de Botnia informando que desde el martes pasado había paralizado la producción por mantenimiento y se registrara un fuerte olor en los alrededores, lo cual alertó nuevamente a los vecinos entrerrianos. Martín Alazard, integrante de la asamblea que se mantiene en la localidad de Arroyo Verde en el ingreso al puente desde el 20 de noviembre de 2006, aseguró que "la convocatoria superó las expectativas, ya que la caravana fue aprobada el miércoles de noche" y destacó que "Gualeguaychú sigue de pie para que se vaya Botnia". Los asambleístas pedirán que el estudio realizado por la UNLP sea presentado por la Cancillería ante la Corte Internacional de La Haya, donde se encuentra radicado el conflicto internacional con Uruguay, ya que no llegó a formar parte de la denuncia local por haberse conocido una vez que finalizaron las audiencias el 2 de octubre pasado.

Después de entonar el himno nacional en la cabecera argentina del puente, los manifestantes leyeron la proclama que se titulaba "El olor de Botnia es contaminación". Allí denunciaron que "Botnia no sólo contamina nuestras aguas, sino que trae la polución hacia nuestros hogares, sumando inseguridad a la calidad de vida de la población con los ‘incidentes ambientales’ a que nos tiene acostumbrados casi a diario". En otro tramo del documento señalaron que "solamente los ignorantes o los corruptos pueden decir que Botnia no contamina" para luego atacar duramente al gobierno uruguayo: "Tabaré Vázquez miente cuando dice ‘si contamina la sacamos’. Ni siquiera tiene poder para realizar controles ambientales dentro de la planta".

Comentá la nota