El mal olor caldeó el clima con Uruguay

El mal olor caldeó el clima con Uruguay
Urribarri dijo que los olores emanados ayer fueron "extremadamente graves". El gobierno uruguayo negó "consecuencias para la salud"
El gobierno uruguayo afirmó este martes que los malos olores percibidos ayer en Gualeguaychú como consecuencia de emanaciones de gases de la pastera Botnia, radicada en Fray Bentos, no tienen consecuencias sanitarias ni ambientales.

Sin embargo, el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, calificó el hecho de "extremadamente grave", al tiempo que consideró que los olores fueron "nauseabundos y agresivos a la salud humana".

El gobernador advirtió que si los elementos que se analizan muestran indicios claros "se presentará una protesta al gobierno uruguayo para que tome las medidas" y se incorporarán a la denuncia argentina ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

El ministro de Medio Ambiente uruguayo, Carlos Colace, explicó hoy que "en una operación de mantenimiento de rutina se suscitó un error que generó una emanación de gas, percibiéndose mal olor. Este hecho no trajo ningún problema para la salud de las personas, ni consecuencias al medio ambiente".

Los vecinos de Gualeguaychú denunciaron ayer la presencia de gases que provocan la contaminación de "un olor nauseabundo", proveniente de la empresa finlandesa Botnia, por cuya radicación tienen cortada la ruta internacional a Uruguay desde hace más de dos años.

El subsecretario de Salud de Gualeguaychú, Martín Piaggio, manifestó que los olores que se sintieron fueron los de "mayor magnitud" desde que funciona la planta y advirtió sobre la "acumulación de contaminación" que en el futuro puede "afectar la salud de la población".

El funcionario comunal señaló que ayer, al iniciarse la oleada de fuertes olores, se acercaron a la Municipalidad numerosos vecinos por lo que "se han labrado aproximadamente de 700 a mil actas" dejando constancia de lo ocurrido.

Piaggio admitió que los denunciantes "no todos tenían irritación de garganta y nariz", aunque "hubo algunos que manifestaron eso", sino que se produjo "una afectación en la calidad del aire que estaban respirando", por lo que "la gente fue a manifestar el descontento por esa situación", precisó.

En tanto, el gobierno de Montevideo encomendó hoy a técnicos de sus dependencias la elaboración de un informe para establecer los motivos de la aparición del fenómeno, en respuesta a una actitud similar asumida por la Casa Rosada.

El ministro de Medio Ambiente uruguayo indicó que todos los planes de monitoreo que se están analizando sobre Botnia "han dado buenos resultados, confirmando el muy buen desempeño de la empresa, incluso con parámetros por debajo de lo que pensaban y por debajo de los límites admitidos, tanto en efluentes al agua, como a la atmósfera".

Los asambleístas planean protestar el jueves en Buenos Aires.

Comentá la nota