Olmedo, recursos, marketing y un discurso de tono nacionalista

Alfredo Olmedo fue ayer la sorpresa de las elecciones. El rosarino de 43 años y heredero de extensas explotaciones de soja en el Sur de la Provincia irrumpió con con fuerte despliegue de recursos económicos dedicados al marketing personal, mucho material de mano entre gorras, remeras y folltería, una interminable flota de vehículos ploteados de amarillo y verde y métodos poco tradicionales para atraer electores como los actos masivos con sorteo de motos.
Con un discurso de sesgo nacionalista, basado en valores como la Patria, la bandera, la familia, el esfuerzo, el respeto en el seno del hogar, una inusual propuesta para volver al servicio militar voluntario popular y una consigna, "Salta somos todos", arrancada del enfrentamiento entre el campo y el Gobierno, Olmedo superó en casi toda la provincia a las estructuras políticas tradicionales que en otro momento fueron la segunda fuerza electoral, como el Partido Renovador de Salta o el Acuerdo Cívico y Social lideradas en esta elección por dos innegables referentes del PRS ahora enfrentados como Ricardo Gómez Diez y Jorge Oscar Folloni. Se impuso además en cinco departamentos a un hombre de basta experiencia política y figura prominente de gobierno durante doce años como Walter Wayar

Los números preliminares de anoche le adjudicaban a Olmedo poco más del 17% del total de votos emitidos en toda la provincia, ubicándolo en tercer lugar, con el acceso a una banca de diputado nacional.

Olmedo obtuvo el primer puesto en su departamento natal, Rosario de la Frontera con el 48 % de los votos, el segundo lugar en Güemes, Metàn, Orán, Chicoana y Cafayate.

Siempre de acuerdo a los datos oficiales provisorios, Olmedo obtuvo el tercer puesto en Capital, La Caldera, Anta, Cerrillos, La Viña, San Carlos, Molinos, Cachi, La Poma y Los Andes. Fue cuarto en San Martín y la Candelaria, quinto en Rivadavia y sexto en Iruya.

Anoche en declaraciones públicas Olmedo anticipó que " se viene otra Argentina; el Congreso va a poder tratar el tema del dengue, se van a terminar los súper poderes y en enfrentamiento con el campo" dijo. Anunció que está pensando en un servicio cívico para las mujeres, que no es servicio militar, - aclaró.

Comentá la nota