En Olivos, la Presidenta define con Kirchner cómo rearmar su gobierno

En Olivos, la Presidenta define con Kirchner cómo rearmar su gobierno
Volvió de El Salvador y se recluyó para analizar cambios en el gabinete; críticas de gobernadores
Una suerte de impasse se apoderó del Gobierno mientras crecían las quejas de buena parte de los gobernadores del PJ ante la falta de reacción del matrimonio Kirchner tras la derrota en las elecciones legislativas.

Cristina Kirchner se recluyó ayer todo el día en la quinta de Olivos para rearmar su gobierno tras el duro traspié electoral. A tal punto llegó la incertidumbre que desde las gobernaciones de Jujuy y Salta llamaron a la Casa Rosada para saber si la Presidenta recibiría a los mandatarios provinciales, tras el pedido público que había hecho el chaqueño Jorge Capitanich. "No hay agenda", fue la respuesta en todos los casos.

Según supo LA NACION de fuentes cercanas a la jefa del Estado, Cristina Kirchner permaneció en Olivos analizando con su esposo y ex presidente, Néstor Kirchner, el rumbo que tomará la administración en los próximos días. "Lo más lógico sería una reunión con los gobernadores para consensuar una agenda común", explicó un funcionario de la Casa Rosada a LA NACION. Pero el matrimonio Kirchner eligió el silencio y, por el momento, no hubo ninguna convocatoria.

La movida de Capitanich, acordada en Olivos, buscó elevar la figura de la Presidenta y fortalecerla en medio de las críticas generalizadas de los gobernadores, según el análisis que se hacía ayer en los despachos oficiales. El gobernador de Chaco planteó que la Presidenta reuniera a los mandatarios como la única articuladora del PJ, en detrimento del gobernador bonaerense Daniel Scioli, que quedó a cargo del partido desde que Kirchner decidió apartarse, tras la derrota.

Pero el clima entre los mandatarios volvió a endurecerse ayer con la Casa Rosada. El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, fue tajante. "Daríamos un salto cualitativo de excelencia si la propia Presidenta convocara a los 24 responsables de los distritos", manifestó, en abierto desafío a los planes del matrimonio.

"Deberíamos ponernos de acuerdo sobre tres o cuatro temas que son de vital importancia para el país. Así, podríamos conocer lo que cada uno de nosotros ha interpretado sobre el voto de la gente", opinó Das Neves en un comunicado, en el que también cuestionó la presencia de Cristina Kirchner en el frustrado operativo de retorno del derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya.

Das Neves, que ya lanzó su carrera presidencial para 2011, pidió la renuncia del ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, y sostuvo que la jefa del Estado, por la expansión de la gripe A, debería haberse quedado en el país.

También el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, cuestionó a la Presidenta. "No se puede esperar a que asuman los nuevos legisladores para cambiar el rumbo", planteó, y fijó como temas prioritarios una rebaja en las retenciones, la eliminación de los superpoderes y un nuevo debate por la ley de coparticipación.

La Presidenta, mientras tanto, analizó con el secretario general, Oscar Parrilli, la agenda de los próximos días. Sólo tiene un viaje a Tucumán, pasado mañana, por la celebración del Día de la Independencia. Los cambios de gabinete, reforzaban ayer en la Casa Rosada, deberán esperar unos días más.

El 70% de la gente pide cambios

* Más del 70% de la gente piensa que la presidenta Cristina Kirchner debería hacer cambios en su gabinete, según reveló un estudio realizado por la consultora Management & Fit, que señaló que el ex presidente Néstor Kirchner es el dirigente político con peor imagen, con 53% de opiniones negativas. El informe, elaborado sobre la base de 1400 consultas telefónicas en todo el país, reflejó que el 72,1% opinó que el Gobierno necesita una renovación, mientras que un 15,6 considera que no sería preciso una medida de este tipo. El estudio encontró que la motivación más fuerte en las elecciones fue el "voto castigo".

Comentá la nota