Olivera fustigó a De Vido por la “poca durabilidad de las obras de pavimentación”

Al analizar las obras de pavimentación de la comuna, el edil de la UCR Fabián Olivera formuló varias acusaciones a la forma en que se están ejecutando las obras en la ciudad.
"La obra presenta varios interrogantes al no tener el cartel con las especificaciones técnicas, no tiene número de licitación, y mucho menos inicio y finalización de obra", manifestó Olivera.

Enfáticamente expresó que pidió un informe sobre las nuevas obras de pavimentación que se están llevando a cabo en la ciudad, "teniendo en cuenta que aparentemente por economizar no se cumplen todas las etapas de preparación que debe tener el suelo y eso atenta contra la durabilidad, como sucedió con la pavimentación de la calle Fotheringham, y la Obispo Pacífico Scozzina".

"En el barrio Eva Perón se está pavimentando la arteria Vicegobernador Raúl Villaggi, visiblemente se observa que la calidad de la obra está lejos de ser buena, su vulnerabilidad se potencia al ser desde ya una arteria de alta circulación, no existe previsión y pareciera importar poco la seguridad en circuito cinco, todo lleva a pensar que a corto plazo comenzará el deterioro", señaló.

Especificaciones técnicas

"Si no se realiza la pavimentación de acuerdo a las mínimas especificaciones técnicas, con el transcurrir del tiempo, comenzarán a surgir las fallas, y este tipo de obra debe tener durabilidad como el pavimento del casco céntrico que tiene decenas de años.

Para que sea una obra de alta durabilidad la pavimentación requiere trabajos previos adecuados y precisos desde el inicio al realizar el movimiento de suelos, apertura de caja hasta niveles de la capa cemento de pavimento, rellenarlo con suelo seleccionado, compactar para que quede un suelo uniforme y colocar el hormigón", explicó.

"Al no cumplirse con estos pasos se corre el riesgo que la proporcionalidad de apoyo del hormigón no sea uniforme, con la lluvia se aumente los cambios de volumen que puede tener el lugar que forman la terracería para evitar el bombeo, es el riesgo que se expone al no realizar las conexiones para los desagües pluviales y cloacales ni bocas de tormenta y mucho menos canal colector revestido a cielo abierto", sostuvo Olivera.

"Esta realidad se está viviendo varios puntos de la ciudad, por ejemplo en el barrio San Miguel, barrio San Pedro, las calles Coronel Bogado, Salta, por nombrar algunas, por la falta de obras cloacales los vecinos deben convivir con olores nauseabundos y las calles desbordadas con líquido contaminante que perjudica la salud de los vecinos", indicó.

Los técnicos aseguran que el agua es el peor enemigo de los pavimentos, porque con cada lluvia el suelo se dilata y cuando vuelve a su estado natural el hormigón se raja. "En consecuencia por el bien de nuestra ciudad es requisito ineludible asumir con la mayor seriedad las obras a encarar", definió por último el edil radical.

Comentá la nota