Ex oleaginosa: los vecinos rechazan el plan del gobierno

El Municipio intervendrá en el predio con obras por 180 mil pesos. Es para evitar el riesgo que hoy implica. Pero el barrio se reunió y dijo que es "un parche más".
"No queremos más parches. Exigimos la demolición de la ex oleaginosa y la urbanización del sector". Así habló anoche Santiago Pérez ante una asamblea de unos 100 vecinos del sur que volvieron a reclamar una solución definitiva por la inseguridad que representa la ex aceitera Río Cuarto y rechazaron el plan de intervención que ayer anunció el gobierno municipal.

Por la mañana, el intendente Juan Jure convocó a Claudio Miranda, secretario de Desarrollo Urbano, a Carlos Ordóñez, secretario de Gobierno, y a Hernán Di Santo, fiscal municipal, para analizar la situación de la ex oleaginosa, un enorme predio que se ha convertido en un foco de inseguridad. El gobierno sabía que durante la noche se reuniría el barrio para reclamar soluciones de fondo.

Después de un reclamo de años, el último hecho que conmocionó al sur y que pareció colmar la paciencia de los vecinos fue la muerte del afilador José Luis Correa, cuyo cuerpo fue encontrado en un pozo dentro del predio que es propiedad del empresario Leonardo Passarini.

El gobierno municipal anunció al mediodía que llamará a concurso de precios para comenzar en los próximos 20 días con trabajos que incrementarán la seguridad en la ex aceitera y que demandarán 180 mil pesos.

Miranda detalló los trabajos que hará el Municipio en la ex aceitera: "El concurso se llamará para realizar vallado, excavación, ejecución de contrapisos, reposición de veredas con hormigón, construcción de muros de mampostería, revoques, reparación y fijación de portones metálicos, cerramientos de aberturas, demolición completa de la torre de enfriamiento, desmontaje de las estructuras metálicas que atraviesan la vía pública y el retiro, transporte de materiales y limpieza final de las áreas intervenidas.

Todo apunta a mejorar la seguridad y el valor ambiental de la zona".

En una segunda instancia, el gobierno recurrirá a la Justicia para reclamar la devolución de los 180 mil pesos pero, además, el intendente pidió que se sondee la posibilidad de hacer una denuncia penal contra Passarini.

La justificación de esa posible denuncia estuvo a cargo del secretario de Desarrollo Urbano: "Nos encontramos ante un propietario que es un irresponsable, un inadaptado urbano, a quien no le importa la gente, no le importa la ciudad, no le importa el barrio ni las vidas que se pierden".

¿Qué diferencia hay entre este anuncio y los demás que se hicieron antes en el mismo sentido? Miranda manifestó que ahora existe la decisión política y, además, detalló que el intendente instruyó al secretario de Economía, Guillermo Mana, a que destine los fondos necesarios para la intervención en el predio.

Sin embargo, los vecinos se manifestaron disconformes en la reunión que hicieron durante la noche en Yrigoyen al 2.200. Con sarcasmo, Miguel Ángel Alfonso, declaró:

"Lo único que van a hacer es cerrarle el predio a Passarini y así van a evitar que le sigan robando. Nosotros queremos una solución, que se urbanice".

Unos 100 vecinos se congregaron en el domicilio de Santiago Pérez. Además, estaban los concejales Eduardo Scoppa, de la Coalición Cívica, Sara Bergessio, del PJ, y el defensor adjunto del Pueblo, Nelso Doffo. También concurrió Eduardo Dellafiore, ex candidato a intendente por el MST.

Pérez dijo que el nuevo plan del gobierno es un anuncio más, como tantos otros, y que ellos siguen reclamando la demolición.

Comentá la nota