Ex oleaginosa: Jure firmó el decreto para demolerla

El intendente tomó la decisión horas después de que la Justicia dictara una medida cautelar en la que ordena destruir las edificaciones de seis manzanas y desmalezar el predio abandonado. Con la firma de todos los secretarios, Jure definió contratar de manera directa a una empresa para evitar retrasos.
Se­rá una con­tra­ta­ción di­rec­ta y ur­gen­te. El go­bier­no mu­ni­ci­pal evi­ta­rá el pro­ce­so de li­ci­ta­ción pú­bli­ca y de­sig­na­rá a una em­pre­sa pa­ra cum­plir con la or­den ju­di­cial de de­mo­ler las seis man­za­nas más pe­li­gro­sas de la ex olea­gi­no­sa Río Cuar­to. El in­ten­den­te Juan Ju­re y to­dos los se­cre­ta­rios del ga­bi­ne­te ya fir­ma­ron el de­cre­to pa­ra que las obras em­pie­cen rá­pi­da­men­te.

El vier­nes, Gra­cie­la Fi­li­ber­ti, jue­za en lo Ci­vil y Co­mer­cial, acep­tó gran par­te de los pe­di­dos que el Mu­ni­ci­pio ha­bía he­cho en una de­man­da con­tra Leo­nar­do Pas­sa­ri­ni, due­ño de la ex acei­te­ra, y, en una me­di­da cau­te­lar, or­de­nó la de­mo­li­ción de las seis man­za­nas que más con­ta­mi­nan a la zo­na sur de la ciu­dad. A la vez, de­ter­mi­nó que el cos­to se car­gue al due­ño; por lo tan­to, ano­tó las diez man­za­nas co­mo bien li­ti­gio­so.

Pa­ra la jue­za, es ina­cep­ta­ble que la Jus­ti­cia se man­ten­ga inac­ti­va an­te la mag­ni­tud del da­ño que ha pro­du­ci­do el aban­do­no de la ex olea­gi­no­sa. Por eso, pa­ra pre­ser­var la sa­lud de la po­bla­ción, or­de­nó la de­mo­li­ción de las man­za­nas 37, 38, 48, 50, 60 y 62. Un día an­tes, Fi­li­ber­ti ha­bía en­via­do a un cuer­po de ins­pec­to­res, que com­pro­ba­ron el da­ño am­bien­tal que pro­du­ce el pre­dio de Pas­sa­ri­ni.

Aho­ra, ni bien re­ci­bió la no­ti­fi­ca­ción for­mal del Tri­bu­nal, el in­ten­den­te fir­mó el de­cre­to pa­ra avan­zar en el des­man­te­la­mien­to de los edi­fi­cios.

"Lo dis­pues­to por el Tri­bu­nal ac­tuan­te se en­cuen­tra fun­da­do no so­la­men­te en la se­gu­ri­dad de los ve­ci­nos si­no en la sa­lu­bri­dad de la po­bla­ción, que es obli­ga­ción res­guar­dar. La me­di­da ju­di­cial obli­ga ne­ce­sa­ria­men­te a adop­tar ac­cio­nes ági­les y ex­pe­di­ti­vas que den res­pues­ta en tiem­po y for­ma en es­tas si­tua­cio­nes, en sal­va­guar­da del in­te­rés pú­bli­co, fun­da­do en ra­zo­nes de ne­ce­si­dad y ur­gen­cia", di­ce el de­cre­to.

Con esos ar­gu­men­tos, Ju­re jus­ti­fi­có la con­tra­ta­ción di­rec­ta de una em­pre­sa. "Se jus­ti­fi­ca es­ta­ble­cer un pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo que per­mi­ta, a mo­do de ex­cep­ción y en tan­to se man­ten­ga la si­tua­ción de ne­ce­si­dad que la ge­ne­ra, to­mar las me­di­das que ase­gu­ren el bie­nes­tar ge­ne­ral de la ciu­dad", se lee en el de­cre­to.

El in­ten­den­te agre­gó que se de­ben to­mar me­di­das ur­gen­tes pa­ra que los re­sul­ta­dos sean in­me­dia­tos. "Se con­si­de­ra pru­den­te que la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Río Cuar­to ha­ga fren­te a los re­que­ri­mien­tos del Tri­bu­nal ac­tuan­te de la ma­ne­ra más ex­pe­di­ti­va po­si­ble.

Se ha da­do in­ter­ven­ción al fis­cal mu­ni­ci­pal, quien ha ma­ni­fes­ta­do su ex­pre­sa apro­ba­ción", di­cen los fun­da­men­tos.

En el de­cre­to, el in­ten­den­te Ju­re ins­tru­yó a la Se­cre­ta­ría de Obras y Ser­vi­cios Pú­bli­cos pa­ra que cum­pla la or­den de la Jus­ti­cia y fa­cul­tó al se­cre­ta­rio, Clau­dio Mi­ran­da, a que de­mue­la las cons­truc­cio­nes de las seis man­za­nas de­ter­mi­na­das por la jue­za Fi­li­ber­ti, que des­ma­le­ce el sec­tor y que re­lle­ne los po­zos. Los cos­tos que­da­rán, se­gún hi­zo cons­tar la jue­za en las me­di­das cau­te­la­res, a car­go de Leo­nar­do Pas­sa­ri­ni, el pro­pie­ta­rio del in­mue­ble.

Las du­das que ge­ne­ra la ra­pi­dez del trá­mi­te es que el go­bier­no es­tá ac­tuan­do no con un fa­llo de fon­do si­no so­la­men­te con una me­di­da cau­te­lar. La Mu­ni­ci­pa­li­dad que­da­ría com­pli­ca­da si en las ins­tan­cias su­pe­rio­res se re­vier­te el cri­te­rio de la jue­za Fi­li­ber­ti de pri­vi­le­giar el de­re­cho a la sa­lud.

Ayer, cuan­do co­no­cie­ron la de­ci­sión de la Jus­ti­cia pro­vin­cial, los ve­ci­nos del sur, que ya ha­bían apo­ya­do la de­man­da del in­ten­den­te, di­je­ron que es una bue­na se­ñal pe­ro que es­pe­ran me­di­das con­cre­tas.

En el de­cre­to, el in­ten­den­te de­fi­nió que habrá una uni­dad eje­cu­to­ra que es­ta­rá con­for­ma­da por la Se­cre­ta­ría de Obras y Ser­vi­cios, por la Di­rec­ción de Bro­ma­to­lo­gía y la ase­so­ría le­gal del Mu­ni­ci­pio. Esa co­mi­sión ten­drá que con­tro­lar que los tra­ba­jos se ha­gan rá­pi­do y con efi­cien­cia.

El decreto

* El de­cre­to del in­ten­den­te se­ña­la que la Mu­ni­ci­pa­li­dad de­be cum­plir sin de­mo­ras la or­den de la Jus­ti­cia de de­mo­ler seis man­za­nas de la ex acei­te­ra.

* La ra­zón es que de­be fre­nar­se el da­ño am­bien­tal que es­tá cau­san­do el enor­me pre­dio aban­do­na­do y eli­mi­nar­se el pe­li­gro que im­pli­ca pa­ra la sa­lud de la po­bla­ción.

* Por ra­zo­nes de ur­gen­cia, el in­ten­den­te Ju­re de­ci­dió evi­tar la li­ci­ta­ción pú­bli­ca y con­tra­tar de ma­ne­ra di­rec­ta a una em­pre­sa.

Mar­cos Ju­re

Comentá la nota