Olavarría y Entre Ríos, los lugares con mayores impuestos en boletas de luz: más del 60% de lo que se paga es gravamen y no energía.

Olavarría y Entre Ríos, los lugares con mayores impuestos en boletas de luz: más del 60% de lo que se paga es gravamen y no energía.
Una publicación del diario “Crítica”, donde se cita un estudio de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico, coincide con el planteo que una lectora de infoeme.com hizo este lunes (foto): gasta poco y se siente apabullada por las boletas. Coopelectric explicó, ese mismo día, que “de los 182 pesos que pagó esa mujer, sólo 70 son de energía, y el resto son impuestos”. Hoy el matutino confirma que la Ciudad, y parte de Entre Ríos, son los únicos lugares del país donde los impuestos representan más del 60% de lo que paga el usuario.
“De la boleta de luz, el 28% de lo que pagan los porteños y el 44% de lo pagan los bonaerenses va al erario público. En algunas localidades como Olavarría o la provincia de Entre Ríos el componente impositivo supera el 60 por ciento”. Coincidencia o no, con esa frase publicada en el diario “Crítica” este martes se confirmó una realidad que infoeme.com expuso este mismo lunes en la denuncia de una lectora agobiada por lo que paga de luz a pesar de que gasta poco: la carga de impuestos en las tarifas de luz de la Ciudad ya es un caso de estudio nacional.

Este lunes, María Laura Achinelli mostró las boletas de gasto creciente en electricidad: vive sola, cambió los electrodomésticos y le facturaron 182 pesos en el último bimestre. “Es demasiado”, dijo. Desde Coopelectric, el gerente Oscar Montero hizo el descargo, y contribuyó a terminar de pintar el cuadro de la relidad local: “de los 182 pesos que paga esta mujer, solamente 70,14 son de energía: el resto son impuestos nacionales y provinciales”, sancionó.

La publicación nacional de este martes le dio la razón a ambos: es mucho costo, y son muchos impuestos.

En el marco de una nota sobre el fin de los subsidios, el periodista Alejandro Bianchi analiza que “el cuestionado tarifazo del servicio eléctrico no sólo disminuye los gastos en subsidios y mejora la facturación de las distribuidoras. También desnuda la voracidad fiscal del Gobierno ante el deterioro de las cuentas nacionales, provinciales y municipales. El año pasado, sólo Edenor, Edesur y Edelap recaudaron unos $1.500 millones en impuestos (IVA y contribuciones provinciales). La cifra nacional -previa a los últimos ajustes- asciende a $3.500 millones, según cálculos de la Secretaría de Energía y especialistas del sector”.

Y allí es cuando introduce la comparación nacional: “de la boleta de luz, el 28% de lo que pagan los porteños y el 44% de lo pagan los bonaerenses va al erario público. En algunas localidades como Olavarría o la provincia de Entre Ríos el componente impositivo supera el 60 por ciento”.

“El escudo que encontró el Gobierno para justificar la suba desproporcionada de tarifas fue ahorrar en subsidios al sector energético. Para el caso de la electricidad, se estimó una economía de $800 millones por año. Sin embargo, se suma otro beneficio ya que los impuestos que se pagan en la boleta de luz son ad valorem, es decir que van en proporción al valor final. Esto implica también más recaudación”, dice la nota.

“Según el lugar donde viva el usuario, puede estar abonando en su factura eléctrica, por impuestos y otros cargos, casi lo mismo por su consumo eléctrico”, dice un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec) citado en la nota, base del estudio.

“Y como la morosidad es muy baja por temor al corte, en algunas localidades del interior (como Olavarría) las autoridades aprovechan para cobrar vía las distribuidoras eléctricas otros cargos que nada tienen que ver con el servicio, como, por ejemplo, fondos para obras públicas, para la prevención y lucha contra incendios forestales (en Córdoba), tasa para cooperadoras de bomberos, hospitales o bibliotecas públicas, entre otras contribuciones. El alcance a nivel país es casi total: gozan del servicio eléctrico el 97% de los argentinos”, establece la nota.

Casi como si hablara del caso denunciado por Achinelli en este Diario On Line, apenas horas antes.

Comentá la nota