"En Olavarría se cierran tres negocios por mes y el Municipio no hace nada".

"En Olavarría se cierran tres negocios por mes y el Municipio no hace nada".
Daniel Junger criticó la "indiferencia oficial" ante la situación que atraviesan los comerciantes locales. Inició una campaña para juntar firmas y sumar fuerzas. Reclama subsidios. Piensa gestionar rebajas en los precios de los alquileres. Y dijo que "hoy, el comercio sólo es viable para señoras ricas".
Pedir al Municipio que destine parte de su superávit financiero para apuntalar al castigado comercio, gestionar ante martilleros y propietarios de locales rebajas en los valores de alquileres, y juntar firmas como modo de protesta contra los altos impuestos para el sector. Esos son los tres objetivos iniciales que se fijó Daniel Junger, propietario de un negocio céntrico de venta de ropa para bebés y niños. Como muchos otros lo hacen en privado, públicamente admitió que la supervivencia de su negocio "se define mes tras mes" y que las ventas no alcanzan para cubrir los gastos mínimos.

Comentá la nota