En Olavarría, más de 1.600 chicos van a las Escuelas Abiertas de Verano

Con 43 comedores en marcha, las Escuelas Abiertas de Verano reciben, en Olavarría, un total de 1.638 chicos cada día, para ofrecerles desayuno y almuerzo, además de actividades recreativas, culturales y acuáticas, que aquí tienen como escenario el piletón de La Máxima.
Son más de 1.600 chicos que no dejan de concurrir a las aulas aun en vacaciones, en el marco del programa "Escuelas Abiertas de Verano" que, desde la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense, apuesta a ofrecer a los más pequeños el servicio alimentario del comedor y actividades recreativas, culturales y deportivas.

En Olavarría, el Consejo Escolar computa exactamente un total de 1.638 chicos que acceden diariamente a 43 comedores, "uno menos que en invierno", porque la Escuela Especial Nº 504 no es de la partida. Niver Cusatto, el presidente del organismo, sabe que naturalmente, desde la matrícula inicial de verano, el número de alumnos asistidos por el SAE decae en unos 1.100 cupos y que, con el transcurrir de los días, ese número continúa bajando. "Por eso, estamos visitando aquellos comedores donde normalmente cae la asistencia, para acordar con el personal directivo sobre la necesidad de bajar ese cupo. De hecho, entre ayer y hoy (por lunes y martes) bajamos 80 cupos, que serían restituidos, claro, si el establecimiento creciera en matrícula".

En verano, el esquema de elaboración de comida repite lo ocurrido durante el ciclo lectivo. Así, son 13 escuelas las que dependen del comedor centralizado, mientras que las restantes -todas continuaron proveyendo raciones de comida diaria a los chicos tras la finalización de las clases- poseen cocina propia y cumplimentan esa tarea en sede.

"Creemos que éste es uno de los mejores años en cuanto al trabajo en el agua; estamos más que conformes", argumentó el responsable del Consejo Escolar al ser consultado sobre el espejo de agua elegido para las actividades acuáticas. Es que, como en ciclos anteriores, los chicos practican natación en el piletón del Parque "La Máxima", con el aporte del transporte, los profesores y los bañeros provisto por la Municipalidad de Olavarría. Los diferentes grupos, que están separados por sectores -este y oeste- delimitados según su ubicación geográfica respecto del arroyo Tapalqué, se alternan por semanas: en la primera les corresponde pileta el martes y jueves y en la siguiente, lunes, miércoles y viernes y así sucesivamente.

En la zona, los chicos de Sierras Bayas concurren al Club San Martín; los de Loma Negra al Club de la localidad y los de Hinojo, a la pileta del Prado Español.

El programa -que además integra actividades recreativas y culturales como talleres de variadas disciplinas- se prolongará hasta el 10 de febrero próximo.

En la Provincia

El programa Escuelas Abiertas de Verano comenzó el lunes último en distintos establecimientos educativos del territorio provincial.

"Trabajamos porque la escuela bonaerense no tiene que cerrar en todo el año, para darles a los chicos que quieran y necesiten la posibilidad de ir a la escuela y recibir allí el servicio alimentario, que es muy importante, y poder realizar actividades recreativas que los estimulen", remarcó el titular de la cartera educativa bonaerense, Mario Oporto, al dejar inaugurado el período.

Durante esta semana, Oporto tiene planeado recorrer varios establecimientos que participan de este proyecto, que abarca escuelas primarias y secundarias, jardines de infantes, Centros Educativos Complementarios (CEC), escuelas de Educación Especial y Centros de Educación Física (CEF).

Las Escuelas Abiertas de Verano permanecen abiertas de 9.30 a 12.30 y cuentan con un servicio alimentario de desayuno y almuerzo, además de realizar actividades recreativas focalizadas en deportes como natación, en aquellos establecimientos donde cuentan con natatorios, y juegos de pelota como fútbol y voley. Implementado en el año 2000, la iniciativa ha venido a acercar niños no escolarizados que se suman a la matrícula para el ciclo lectivo que comienza.

La inscripción al Programa estival permanece abierta durante las vacaciones, de manera que si las familias no se inscribieron en diciembre, pueden mandar a los niños hasta febrero.

Comentá la nota