Okupas de Villa 31 cortan la Autopista Illia y hay largas demoras hacia el Centro

Unos 300 moradores subieron esta mañana a la bajada de Ramón Castillo de ese acceso. Pidieron ser atendidos por funcionarios porteños. Al mediodía, bloquearon todos los carriles. Cada 15 minutos habilitan un carril. Hace minutos llegó la Guardia de Infantería
Una vez más, un grupo de okupas de Villa 31 de Retiro corta una de las manos de la Autopista Illia.

En esta oportunidad, unos 300 moradores armaron un piquete pasadas las 10:30 en la bajada a Ramón Castillo. En principio, la situación no fue caótica porque bloqueban tres carriles, pero al mediodía decidieron realizar un corte total. Más tarde, implementaron la modalidad de liberar un carril cada 15 minutos, para luego volver a cortar todos los pasos.

De inmediato, se formaron tres kilómetros de cola sobre la Illia, rumbo al centro porteño.

Como en otras oportunidades, los okupas que se manifiestan piden "mejoras en infraestructura". Cabe aclarar que allí las viviendas se amplían sin ningún tipo de planificación ni control.

Ayer, la Ciudad vivió otra odisea por una decena de cortes de gremialistas de la CTA. En esa oportunidad, los sindicalistas impidieron el acceso por los puentes Pueyrredón, La Noria y Alsina, además de la General Paz.

Miles de automovilistas quedaron como rehenes de los activistas. Otros optaron por viajar en alguna de las alternativas del transporte público, que se vio colapsado. Nadie pudo evadir los piquetes de los gremialistas.

Comentá la nota