Ojeda dijo que la iniciativa del ARI solo beneficia a los ocupantes irregulares que las habitan

El concejal José “nato” Ojeda afirmó que el cuerpo deliberativo no va tratar el proyecto del ARI de expropiar tierras privadas y entregarlas a ocupantes ilegales asentados en ellas.
El edil sostuvo que se trata de una decisión de la mayoría del cuerpo y obedece a que la iniciativa impulsada por el bloque arista “beneficia a un sector en particular” en detrimento de todos los vecinos que esperan una solución habitacional de manera ordenada. Ojeda apuntó que “hay más de mil viviendas a ser entregadas y no se hace y es responsabilidad exclusiva del Gobierno, pero de eso no se habla; por otro lado hay tierras del Fondo Residual de las que el Gobierno podría hacer uso y de eso tampoco se habla”, pero en cambio el ARI “vino con un proyecto focalizado para un sector de vecinos de la Margen Sur que no prevé de dónde van a salir los fondos para urbanizar, ni el tiempo que demandará el trámite judicial que proponen”.

Además, indicó que la concreción de dicho proyecto obligaría a la desafectación presupuestaria de obras planeadas por el Ejecutivo municipal para el año que viene. El edil justicialista sostuvo que “recorrimos la zona (de los asentamientos) y hay familias con una necesidad social, pero esto no justifica la ilegalidad” y señaló como contrapartida que “hay gente que está esperando pacientemente que se le entreguen viviendas”.

“Además, pretende que de alguna manera se dejen de hacer obras en la ciudad para favorecer a un sector particular", enfatizó el justicialista quien criticó la postura del partido gobernante que “no quieren hablar de la deuda que mantiene el Gobierno de la Provincia con la Municipalidad”.

Ante esto, el concejal del PJ aseguró que “el tema de la expropiación no lo vamos a atender, quedó en comisión y no lo pensamos tratar”.

Por otra parte, en cuanto al argumento de Gustavo Longhi de no considerar en el marco de la crisis habitacional la ilegalidad de las usurpaciones, Ojeda indicó que su par “habló muchas cosas incoherentes que no se entienden”.

Al respecto, estimó que “su interés era que no se reclame la deuda que tiene la Provincia con la Municipalidad. Creo que ese es el problema central, este discurso demagógico fue para acallar esta situación”. Y agregó: “Por el contrario, él debería apoyar el reclamo porque de ninguna manera queremos ahorcar al Gobierno, si no que como concejales debemos reclamar lo que les corresponde a todos los vecinos”.

En esa línea, advirtió que “no vamos a permitir que gracias al ARI queden barrios sin obras públicas”.

Comentá la nota