"Ojalá que Lula ayude a Dilma"

El candidato presidencial por el oficialista Frente Amplio (FA) uruguayo, el senador José "Pepe" Mujica, estuvo ayer en Brasil y le pidió al presidente Luiz Inácio Lula da Silva apoyo financiero en caso de ganar las elecciones. "Hablamos sobre lo que más importa en este momento, que es el problema de la infraestructura eléctrica que hay en Uruguay y la voluntad de ampliar las instalaciones para superar este tema y así lograr una mayor integración de nuestras economías", explicó Mujica. Según el uruguayo, su pedido de fondos tuvo eco. "Conversamos con mucha sinceridad y confianza sobre estos temas y encontramos excelente disposición para colaborar", aseguró
Mujica, que viajó a Brasilia como parte de su campaña preelectoral acompañado de Danilo Astori, su candidato a vicepresidente, fue recibido por el mandatario brasileño en el Palacio del Planalto. Allí, el ex guerrillero le explicó al ex obrero tornero que su intención es que Brasil financie directamente las obras, sin tener que recurrir al Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem).

Del Mercosur, precisamente, Mujica y Astori llevaron reclamos. Según la dupla, las reglas del organismo regional no les hacen las cosas fáciles a los productos uruguayos. "Hay mucho que hablar para mejorar el Mercosur, todavía hay muchas trabas para nuestras exportaciones. Pero sobre todo, tenemos que avanzar con la integración física entre nuestros países", insistió Astori luego de reunirse con el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega.

Lula y Mujica también se hicieron un lugar en la agenda para hablar sobre los sistemas políticos uruguayo y brasileño. Sobre este punto, ambos coincidieron en que, en tanto en Uruguay existe una fuerte tradición partidaria, en Brasil lo que prima es la personalidad de los candidatos.

Mujica señaló que, sin dudas, se siente más a gusto en un contexto marcado por la tradición uruguaya. Pero para el caso brasileño, según admitió, lo que más desearía es que Lula, antes de los comicios del 2010, logre transmitirle su propia popularidad a su jefa de Gabinete y candidata a sucederlo, Dilma Rousseff. "Ojalá que todo el carisma de Lula ayude a que Dilma gane", confesó. "Ambos compartimos la leyenda", agregó el senador, en alusión al pasado guerrillero en común de ambos.

El encuentro con Lula fue la última cita de la visita a Brasilia iniciada en la noche del martes por Mujica y Astori, quienes además se entrevistaron con el canciller Celso Amorim, con el asesor presidencial para Asuntos Externos, Marco Aurelio García, y con integrantes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

"Fue un encuentro fraterno. Estoy seguro de que nos vamos a llevar muy bien", sintetizó el uruguayo.

Antes de partir, Mujica le regaló a Lula una camiseta del seleccionado uruguayo de fútbol y un tambor.

Comentá la nota