"Lo que ofrecimos como una salida elegante, ahora se los ordena la Justicia"

El senador radical dice que ya no existe ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno para discutir en el Congreso el uso de reservas.
¿Qué va a pasar ahora en el Congreso luego de que la Cámara confirmara que el Gobierno no puede tocar las reservas?

El Congreso recuperó su lugar no por decisión del Poder Ejecutivo, que hubiera sido lo más lógico, sino por decisión de la Justicia. El Gobierno desperdició un mes y medio que podría haber aprovechado para buscar una solución. Indefectiblemente el tema tiene que pasar por el Congreso. El país ha cambiado y el Gobierno ha empezado a sufrir las consecuencias de un nuevo equilibrio. Yo siempre reclamé que la Justicia actuara para corregir el enorme desequilibrio que había construido el kirchnerismo desde que llegó al Gobierno. Hoy ya no existe el sometimiento de la Justicia y se empezó a recuperar el equilibrio en todos lados.

Pero, ¿usted cree que la Presidenta va a convocar al Congreso para discutir el DNU que dispone el uso de reservas para pagar la deuda?

Hay dos opciones: que el Gobierno decida esperar a las sesiones ordinarias del 1° de marzo o que se dé cuenta de que no puede demorar más la discusión y convoque a extraordinarias o permita que sus bloques debatan los DNU en el Congreso. El tema es el primer decreto, que siempre fue la cuestión de fondo. El segundo decreto ya no tiene ninguna relevancia porque la Presidenta convocó a la comisión y anuló el DNU que removió a Redrado. Y porque ya la Justicia se hizo cargo de la custodia de las reservas.

Y conociendo a los Kirchner, ¿supone que habrá una convocatoria al Congreso?

Creo que no, pero sería una tozudez inexplicable que esperaran hasta el 1 de marzo. Después del fallo, van a estar más de dos meses sin poder definir el tema de las reservas, que no tiene que ver con el canje sino con cubrir un gran agujero fiscal. El Gobierno siempre tuvo dos herramientas: la caja y la discrecionalidad, que ahora empieza a estar en riesgo debido al equilibrio legislativo y judicial. Kirchner sin caja ni discrecionalidad no dura ni un minuto. Por eso, se van a aferrar con uñas y dientes a la caja.

¿Qué van a hacer desde el radicalismo?

Nosotros queremos utilizar la cuestión de las reservas para reabrir el debate sobre todas las cuentas públicas que no pudimos dar en noviembre de 2009, durante la discusión del Presupuesto, porque el oficialismo se negó. Tenemos serias reservas sobre el manejo de las cuentas públicas y vamos a aprovechar para debatir a fondo y esclarecer cuál es el verdadero estado de las cuentas públicas.

¿Existe todavía alguna posibilidad de acuerdo entre el radicalismo y el Gobierno?

No, no hay ninguna posibilidad de acuerdo. El oficialismo ha dinamitado cualquier posibilidad de diálogo. Desde la UCR, para sacarlos del encierro, dijimos que estábamos de acuerdo en discutir la situación de Redrado si abrían el debate sobre las reservas. Ahora ya no hace falta. Lo que le ofrecíamos al Gobierno como una salida elegante en el marco de un acuerdo político público y transparente, se lo ordena ahora la Justicia. El oficialismo podría haberse evitado esta derrota judicial si hubiera aceptado el acuerdo que le ofrecimos.

¿Y no existen más posibilidades de diálogo?

Este Gobierno no acepta ningún diálogo y va a morir con esta actitud intransigente. Lamentablemente, habrá que acostumbrarse a tener durante dos años un escenario de conflicto permanente. El gran desafío de la oposición será tratar que los Kirchner hagan el menor daño posible antes de que se vayan en 2011.

La oposición tiene sus propios problemas ...

La oposición tiene dificultades porque, lamentablemente, se anteponen las diferencias a las coincidencias. Y se ponen sobre la mesa diferencias de tipo personal, celos, vanidades, rencores, cosas secundarias que a veces impiden una construcción en conjunto cuando no hay diferencias de pensamiento.

¿La UCR le va a dar a Cobos el respaldo que les pidió?

Vamos a apoyar a Cobos no por él sino por lo que representa, la institucionalidad, la sensatez, una mano en el pecho al avasallamiento. Su voto va a ser necesario para desempatar muchas votaciones en el Senado. Los Kirchner en materia de dinero y de votos no actúan nunca con ingenuidad y mucho menos con ideología, son bien pragmáticos. Castigan a Cobos para sacarlo del medio porque saben que va a desempatar muchas veces en contra de ellos.

Comentá la nota