Ofrecerá la Nación a Scioli 2400 gendarmes

Ofrecerá la Nación a Scioli 2400 gendarmes
El Gobierno estudia si la fuerza está en condiciones de proveer 1500 hombres más que los 900 que ya fueron comprometidos
El Gobierno aspira a ofrecerle a la provincia de Buenos Aires el envío de 2400 gendarmes para sumarse a la policía provincial en tareas de prevención en las calles del conurbano y de otros grandes centros urbanos.

Calificadas fuentes del kirchnerismo confiaron a LA NACION que el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos espera poner a disposición de la provincia 1500 hombres más que los 900 que el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, admitió públicamente que serán desplegados en su territorio. Varios intendentes reclamaron la presencia preventiva de la fuerza federal (los de Mar del Plata y Quilmes, en los últimos días, y los de San Isidro y San Martín, a fines del año pasado) al entender que la cantidad de policías bonaerenses que actúan en sus calles no basta para proveer una suficiente presencia disuasoria.

La oferta ya causa dolores de cabeza en la Dirección de Personal de la Gendarmería, que ayer sacaba cuentas para ver de qué manera podrían cumplir con el compromiso de sus superiores políticos sin desarmar otras áreas importantes de la fuerza, como los escuadrones y destacamentos de frontera y las unidades dedicadas a la investigación de delitos complejos, especialmente el narcotráfico.

Fuentes de la fuerza dijeron a LA NACION que en los últimos años la Gendarmería aceptó "con agrado y orgullo" el "desafío" de patrullar y operar en la seguridad del Gran Buenos Aires. "Lo único que siempre pedimos que se tuviera en cuenta es que la Gendarmería es una fuerza «finita», que hoy suma 23.000 efectivos gracias a que en los últimos cuatro años se sumaron casi 5000", confió un oficial jefe de la institución.

Hoy habrá una reunión de mando con los comandantes generales de la fuerza, de la que saldrán directivas hacia las agrupaciones y escuadrones de todo el país. La primera opción para cumplir con el objetivo exigido sería completar un primer contingente con hombres provenientes de los cuatro escuadrones móviles de la Gendarmería, con asiento en Campo de Mayo, Rosario, Córdoba (Colonia Caroya) y Santiago del Estero, según explicaron las fuentes consultadas.

Si logra satisfacer la expectativa del ministro Fernández, Gendarmería tendrá casi 5000 tropas, poco menos que un cuarto del total de sus efectivos, asignadas a tareas de seguridad preventiva en el conurbano.

Hoy tiene desplegados más de 2000 uniformados entre el barrio Ejército de los Andes (conocido como Fuerte Apache), de Ciudadela; la villa La Cava, de San Isidro; las estaciones de la red ferroviaria del Gran Buenos Aires, y carreteras nacionales.

Ayer, en tanto, egresaron 1287 nuevos oficiales de la policía bonaerense, que, según anunció el gobernador Scioli, serán destinados a "un área de alta conflictividad, como es el conurbano". El jefe de la fuerza, Juan Carlos Paggi, dijo que los nuevos agentes "tienen la capacitación" para patrullar y "van a ir directamente a tareas de prevención".

Comentá la nota