Ofrecen al país emitir bono por US$ 1.000 millones

La oferta fue recibida por Martín Redrado. Los funcionarios señalaron que la tasa es aún "un poco alta".
El presidente del Banco Central recibió ayer de mano de bancos internacionales la oferta de colocación de deuda argentina por entre 500 y 1.000 millones de dólares.

Los potenciales inversores estarían dispuestos a aceptar un papel a 10 años de plazo, con una tasa del 13,5%, levemente inferior a la tasa que hoy rinde el Boden 2015, señalaron fuentes oficiales que, sin embargo, consideraron que por el momento el costo de ese préstamo es considerado alto.

Martín Redrado escuchó aquí en Estambul la oferta, que incluye la posibilidad de que el capital del bono se pague entre el séptimo y el décimo año, quedando así siete años de gracia. Las fuentes consultadas dijeron que, por confidencialidad, no podían adelantar de qué bancos se trataba.

"Esta propuesta confirma el hecho de que la Argentina se encuentra en condiciones de retornar a los mercados de capitales mediante la colocación de instrumentos voluntarios de crédito -señalaron fuentes del BCRA-. "No tenemos ninguna urgencia, pero esto demuestra que el acceso lo tenemos ahora, aunque a costos que no son del todo atractivos".

Las fuentes no supieron definir si el bono ofrecido sería con legislación argentina o extranjera, pero señalaron que la colocación sí sería para inversores tanto argentinos como del resto del mundo.

"Vemos un apetito de riesgo notable por parte de los inversores hacia los países emergentes, en particular de Asia y América del Sur", agregaron en el Banco Central, en donde destacaron que después de la crisis financiera global desatada en 2008, durante este año diversos países emergentes de América Latina han logrado concretar colocaciones de deuda.

Con el punto de vista del Central coincidió aquí en un seminario organizado por el FMI el economista jefe del banco brasileño Itaú, Ian Goldfajn. "Están llegando a la región inversiones externas directas que buscan aprovechar las fuentes locales de crecimiento". Concretamente, los países emergentes crecen hoy más rápido que las naciones industrializadas, y los inversores buscan aprovechar esa oportunidad con sus créditos.

La propuesta del crédito fue recibida por Redrado en el marco de las reuniones que mantuvo en Estambul con funcionarios de bancos internacionales. Estos destacaron "el manejo del Banco Central durante la crisis, al proveer estabilidad monetaria y financiera, y predictibilidad en el mercado financiero", aseguraron las mismas fuentes.

Comentá la nota