Ofrecen financiamiento municipal para que Las Delicias no cierre

Se agudizó la crisis en el transporte urbano de pasajeros Se agudizó la crisis en el transporte urbano de pasajeros de Rosario: mientras los choferes de Las Delicias SA continuaban anoche sin subir a los ómnibus en rechazo al no pago de los sueldos de diciembre y el aguinaldo, el renunciante titular de la concesionaria, Rubén Rodríguez, y sus socios analizaban el financiamiento propuesto por la Intendencia para cubrir la deuda salarial. En tanto, miles de usuarios de un vasto sector de la zona sur continuaban sin colectivos por el conflicto.
Los choferes de las líneas 134, 135, 136, 137, 138, 139, 140 y 148, agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), habían comenzado por la mañana un quite del crédito laboral luego de que Las Delicias no abonara los sueldos y el aguinaldo y Rodríguez, su principal accionista, anunciara su paso al costado tras admitir complicaciones para saldar la deuda con los trabajadores en las próximas horas.

El Palacio de los Leones le propuso a la concesionaria un adelanto de fondos por parte del Banco Municipal (unos 350 mil pesos) y un plan de devolución a partir de marzo próximo, teniendo en cuenta la disminución de pasajeros en verano (un 40 por ciento).

Si bien Rodríguez consideró inconveniente contraer una deuda superior, en la administración de Miguel Lifschitz confiaron en que la propuesta recibiría un guiño empresarial. Incluso destacaron la posibilidad de concretar el pago a los conductores en un lapso no mayor a las seis horas luego de la aceptación del adelanto de fondos.

A su vez, el secretario de Servicios Públicos municipal, Gustavo Leone, confirmó que la compañía fue intimada a reanudar el servicio y anticipó la intervención del Ente del Transporte de Rosario (ETR) para "revisar las cuentas".

Asimismo, el funcionario ratificó el interés oficial de "mantener el servicio". El dilema se centra en municipalizar o que otro actor particular absorba la concesión de Las Delicias, dos opciones "complejas", según confiaron a La Capital desde Buenos Aires 711.

Rodríguez, quien cerca del mediodía se entrevistó con el intendente Miguel Lifschitz, reforzó los argumentos esgrimidos en diciembre pasado, cuando solicitó ante el Ministerio de Trabajo provincial la apertura de un procedimiento preventivo de crisis.

"No puedo vivir pidiendo créditos todos los meses para pagar los salarios. La culpa es de la política implementada en el transporte desde hace 14 años. Acá se cayeron más de treinta empresas", graficó.

Luego insistió con la puesta en marcha de un fondo compensador "para sacarles plata" a las únicas empresas privadas, Las Delicias y Rosario Bus, y destinado a "paliar el déficit" de las estatales Semtur y Mixta.

Presagiando más dificultades, Rodríguez recordó que en marzo habrá una nueva paritaria con la UTA para discutir sueldos con un aumento de base de 35 por ciento.

Por su parte, el secretario general del gremio, Manuel Cornejo, también apuntó a las autoridades. "La Municipalidad nos tendrá que dar una solución. Esta situación no se puede prolongar", avisó.

Además, hizo hincapié en que la protesta se levantará recién cuando efectivicen los sueldos y el aguinaldo.

"Se veía venir. Rodríguez lo dijo varias veces", recordó Cornejo, quien no arriesgó acerca de una profundización del reclamo pero instó a "no dilatar más" la situación.

Al respecto, fuentes sindicales consultadas por este diario no descartaron que la protesta se extienda a otras líneas de no surgir una respuesta inmediata para el personal de Las Delicias, empresa que, a su entender, "no abre más".

Comentá la nota