Oficialmente, esta semana se sumaron solo 123 casos de dengue en Salta.

Las informaciones que el Ministerio de Salud brindó hace una semana atrás indicaban que entre casos confirmados por laboratorio y los que se conocen por "nexo epidemiológico" (es decir, pacientes que presentaron sintomatología de dengue y que estuvieron vinculados o relacionados con quienes se les corroboró la enfermedad por laboratorio), había 986 casos confirmados.
El viernes, la cifra informada ascendió a 1109 casos confirmados, es decir, solo 123 casos más. Esta última cifra resulta de la sumatoria de 168 casos determinados por laboratorio (de los cuales 69 son importados), más 941 casos confirmados por "nexo epidemiológico". En las informaciones, no se estableció la cantidad de personas que hayan contraído dengue hemorrágico.

La distancia de los conteos a nivel oficial generan cada vez más sospechas y malestar entre los vecinos, que ya se manifestaron pidiendo la verdad sobre los números. Y es que, solo en Orán, se insiste en que hay cerca de 11.000 0 12.000 casos sospechosos de dengue.

La abismal diferencia tiene como correlato la mala situación de la Salud en el norte en muchos aspectos. Aunque las autoridades de la Salud insisten en que siempre se hizo prevención (única posibilidad de evitar el dengue), sanitaristas del norte salteño aseguran que estas medidas solo llegan en el verano, cuando se prevé la proliferación del mosquito transmisor y por lo tanto, de la enfermedad. Frente a ello, se apunta a la necesidad de "trabajar todo el año" en la prevención del dengue, más en un momento en el cual un número importante de personas quedarán en situación de vulnerabilidad frente a la posibilidad de contraer (cuando aparezca un nuevo brote), el dengue hemorrágico, la forma más peligrosa de esta enfermedad.

Una de las hipótesis ronda en que durante todos los años y desde el momento que Juan Carlos Romero estuvo al frente del gobierno salteño, no fueron suficientes las medidas de prevención y el trabajo para intentar erradicar la enfermedad. La situación empeora ahora, pues los trabajadores de la Salud entienden que los funcionarios de la actual gestión lo único que esperan para aminorar la cantidad de casos es que llegue el frío.

Mientras, el razonamiento entre legisladores y gobernantes parece seguir siendo el hacer la prevención durante los meses más drásticos.

Pues en un proyecto para declarar la emergencia sanitaria, Romero, junto a Sonia Escudero y Agustín Pérez Alsina, piden que se declare la emergencia sanitaria en los departamentos San Martín, Orán, y Rivadavia por 120 días (con prórroga de ser posible).

Esto implica acercar insumos y el transporte necesario para trasladar a los pacientes entre hospitales, pedidos que son coherentes con las consecuencias que existen en la Salud Pública que se ve desbordada, ahora por el dengue, tras años de desmantelamiento.

Comentá la nota