El oficialismo volvió a provincializar críticas e impuso su mayoría para aprobar el Presupuesto

La oposición cuestionó los recortes en las partidas sanitarias y el uso discrecional de recursos sociales. La farmacia del Hospital Municipal "Ramón Santamarina", por ejemplo, tendrá una reducción del 50 por ciento de los fondos.
La bancada oficialista aprobó ayer en el Concejo Deliberante el Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Central y del Ente Descentralizado Hospital Municipal "Ramón Santamarina", al imponer su mayoría parlamentaria por 12 votos a 8.

Por otra parte, también convalidó las ordenanzas preparatorias Fiscal e Impositiva, que deberán ser refrendadas en la próxima Asamblea de Mayores Contribuyentes. En este caso, el radicalismo que responde al intendente Miguel Lunghi obtuvo el apoyo de los concejales del bloque de Unión PRO, Mario Bracciale y Claudio Ersinger.

La exposición de los principales puntos del ejercicio 2010 estuvo a cargo de la presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Legislativo, María Haydeé Condino.

Luego de la fundamentación de la edil radical, ambos bloques opositores mostraron sus divergencias sobre la utilización de los recursos. Condino, que llevó la voz del oficialismo durante todo el debate, volvió a provincializar las críticas, sobre todo cuando la minoría le reprochó cuestiones vinculadas a los recortes presupuestarios en salud y la poca injerencia del Municipio en materia de seguridad.

Según la presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, los números reflejan que el gobierno del intendente Lunghi tiene a la cuestión sanitaria como uno de sus ejes prioritarios.

Luego enumeró las obras previstas para el año entrante, como por ejemplo la construcción del puente para el arroyo Langueyú que, aun con financiamiento provincial, "el Municipio de Tandil acompañará desde el Presupuesto", afirmó.

"La intención del Gobierno se plasma en la dimensión de los fondos que destina a estas dos áreas", dijo Condino.

Previo a los cuestionamientos opositores, reparó en los 56 millones de pesos que le corresponden a Tandil durante 2010, provenientes de la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, subrayó que el Gobierno bonaerense todavía no cumplió con 2,5 millones de pesos procedentes de la coparticipación del año que finaliza.

La concejal marcó la baja en la recaudación comunal en aproximadamente 1,5 millón de pesos y recordó que el Municipio de Tandil cierra, por primera vez en 6 años de gestión del intendente Lunghi, con déficit, cercano al 2 por ciento, aunque lo excusó en la tarea de la Secretaría de Desarrollo Social durante la crisis y la pandemia de Gripe A.

"Los fondos afectados no permiten cortar el déficit", fundamentó, previo a minimizar el aumento en la Tasa Retributiva de Servicios y catalogarlo de "escalonado". De acuerdo a cada categoría de inmueble, el impuesto subirá 2,80, 5, 11 y 17 pesos.

El Presupuesto también contempla un incremento de 1,25 peso en la Tasa de Salud, para reemplazar el dinero que no envió la Provincia para el funcionamiento del Hospital de Niños "Debilio Blanco Villegas".

Los recortes

Bracciale le pidió "creatividad" al Ejecutivo si no sobran los recursos para administrar la comuna.

"Debería haber grandes innovaciones, pero es un copiar y pegar del Presupuesto 2009", indicó sobre el proyecto que el cuerpo aprobó ayer.

El médico cuestionó la suba en el dinero para el personal de planta (para lo que marcó el importante incremento de empleados comunales desde 2003 a esta parte) y el recorte en las partidas para adquirir insumos sanitarios.

"El presupuesto de la farmacia del Hospital Santamarina se redujo a la mitad, de 4 millones a 2 millones de pesos", dijo.

Al término de la sesión, explicó por qué el bloque de Unión PRO acompañó las ordenanzas preparatorias Fiscal e Impositiva: "Entendemos que, dada la inflación, tenemos que garantizarle recursos a la administración comunal para que pueda paliar el déficit y tener las herramientas para el gasto. Los que más tienen son los que más pagan, los porcentuales no son exorbitantes y están acordes con la realidad", argumentó.

Sobre el presupuesto, reiteró que no lo conformó la explicación sobre "la forma del gasto". Como ejemplo, observó que el 43 por ciento de la partida para la Secretaría de Desarrollo Social pertenece a los sueldos, un número que, en forma gradual, se duplicó durante los años de gestión del intendente Lunghi.

Además, agregó que "en algunas cuestiones falta información, debido al poco tiempo en el que se trató el proyecto".

"Aspiramos a que el oficialismo revea ciertas cosas que hemos marcado en el recinto", cerró Bracciale.

La respuesta

Tras la exposición de los bloques opositores, Condino sintetizó: "Hay dos formas de tener recursos: ahorrando o pidiendo plata. Y el Intendente ha pedido que se ahorre dinero. Por eso, no se puede ser creativo".

La concejal también fundamentó que no se pueden aumentar excesivamente los impuestos porque "bajaría el índice de cobrabilidad, que en Tandil es muy bueno".

Y sobre las críticas, cayó nuevamente en el recurso del oficialismo: cargar las tintas sobre la Provincia y el Gobierno nacional, ya sea en materia de seguridad, medioambiente o falta de recursos.

La mayoría automática ya tiene jugadas las cartas a la hora de cada votación. Así es que el Ejecutivo cuenta con el Presupuesto aprobado para el nuevo año. *

Comentá la nota