El oficialismo tuvo que recurrir a la oposición para conseguir quórum

Finalmente, y luego de idas y vueltas, el oficialismo consiguió consensuar con parte de la oposición, y así reunió el quórum necesario para poder llevar adelante una nueva sesión que, por la interna que vive el bloque bruerista, estuvo literalmente caída.
Recién a las 16:45 el presidente del cuerpo, Javier Pacharotti, dio inicio a la sesión, pero solo para rendir homenaje a las Madres de Plaza de Mayo presentes en el recinto. Tras la aprobación de la ordenanza, y las palabras de Zulema Castro de Peña, una de las Madres presentes, se llamó a un cuarto intermedio, pero el clima que se respiraba en el recinto demostraba que algo no estaba bien.

Lo que sucedió posteriormente responde a rencillas internas que se generaron en el bloque oficialista tras la asunción de los nuevos integrantes. En esta oportunidad, no existía un tema puntual que generara divergencias, ya que el aumento de la tarifa de los taxis, y el proyecto denominado "Basura 0" ya había sido acordado en las reuniones previas. Lo que sucedió es que algunos integrantes del oficialismo quisieron hacer palpable el malestar que existe puertas adentro del bruerismo por algunas decisiones tomadas.

Los "díscolos" que no bajaron al recinto fueron tres: Fabián Lugli, Cristian Vicent, y Miguel Forte, a los que se sumó Carlos Melzi, quien habitualmente acompaña los proyectos del oficialismo. Sin estas presencias, el oficialismo no pudo conseguir quórum propio, lo que hizo que cerca de las 17:30 Pacharotti diera por caída la sesión. Todo, ante la atenta presencia de integrantes de la asociación de peones de taxis, que habían llegado hasta el Palacio Municipal para "presionar" a los concejales a que aprueben el aumento.

Según trascendidos, la cuestión pasa, principalmente, por el malestar existente con la elección de Valeria Amendolara como presidente de bloque. A esto hay que sumarle que en el día de hoy, la reunión de bloque se hizo con solo cuatro concejales: la propia Amendolara, Teresa Razzari, Sabrina Rodríguez y Pacharotti, algo que no cayó para nada bien en el bando "rebelde" del bruerismo.

Por el lado de la oposición, en tanto, las voces coincidían en señalar estas peleas internas como la causante principal de la fallida sesión. "Que consigan su propio quórum y nosotros después bajamos, no vamos a resolverles los problemas al oficialismo", señaló Susana Sánchez, titular del bloque de la Coalición Cívica cuando se retiraba del recinto.

Otro concejal opositor, que por estos días también vive momentos de disputas dentro de su bloque, aseguró que "esto demuestra que, pese a los desmentidos, las diferencias internas del bruerismo son muchas".

Luego de varias reuniones, finalmente el oficialismo logró consensuar con parte de la oposición: los expedientes de rezonificación, que habían sido rechazados por los opositores, fueron archivados, y así consiguieron quórum para poder sesionar. Además de los ediles antes mencionados, estuvieron ausentes Sebastián Tangorra, Teresa Urriza (con aviso), Julio Irurueta y José Ramón Arteaga.

De esta forma, y en otra jornada muy desprolija, el oficialismo consiguió mantener a flote la sesión, después de que parecía que todo naufragaba. Así, se aprobó la Ordenanza de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, que tendrá como objeto educar, informar y capacitar a todos los ciudadanos sobre el tratamiento y disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos (R.S.U.), para su óptima gestión, y también el aumento de la tarifa de taxis.

Sin embargo, las grietas dentro del bloque oficialista volvieron a aflorar, en una jornada que, a priori, no se presentaba como complicada. Por si esto fuera poco, queda por resolver la cuestión de la reforma al Código de Planeamiento.

Según pudo averiguar NOVA, el próximo viernes el presidente del Cuerpo conformaría por decreto las comisiones, para que pueda ser tratado el proyecto que ya envió el Departamento Ejecutivo. El mayor problema pasa por la resistencia lógica que muestra la oposición, que entiende que esta decisión no tiene sustento jurídico, y que solo responde al apuro oficial por aprobar una reforma que implicaría un negocio millonario para el sector inmobiliario. Además, habrá que ver como se resuelve la integración de dichas comisiones, algo que suele generar importantes diputas.

Comentá la nota