El oficialismo no tuvo problemas para aprobar el Presupuesto

Luego de un acalorado debate que incluyó epítetos de subido tono, la Legislatura transformó en ley el proyecto del Poder Ejecutivo de gastos y recursos para el año que viene.
Luego de un acalorado debate, la Legislatura aprobó, en una votación sin sorpresas, el presupuesto 2009. El proyecto de ley del Poder Ejecutivo, que fija la suma algo superior a los 6.177 millones de pesos, recibió 42 votos positivos pertenecientes a la bancada oficialista. Se manifestaron en contra cinco legisladores de la oposición, quienes criticaron los gastos otorgados a algunas reparticiones, la posibilidad de que el PE haga un manejo discrecional de los fondos y la falta de detalles en el proyecto.

Luego de que el presidente de la comisión de Hacienda y Presupuesto, José Cúneo Vergés, fundamentara el dictamen del equipo legislativo que preside, el primero en tomar la palabra fue el radical José Cano, quien remarcó la importancia del tema.

La oposición abrió el debate

En referencia a los artículos que otorgan facultades al Poder Ejecutivo criticó la posibilidad de que haya un manejo discrecional de los fondos públicos y calificó a la ley como un "cheque en blanco" para el gobierno. "Además, no he visto que ningún ministro o secretario de Estado haya venido a explicar las necesidades de financiamiento ni a contar lo que se hizo", añadió Cano. El legislador también se quejó por los gastos otorgados al área de prensa y difusión que, según opinó, eran demasiado altos en comparación a los de otras. "Alberdi decía que no hay mejor barómetro para medir la sensatez de un pueblo que la Ley de Presupuesto, porque permite determinar si este está regido por explotadores u hombres de honor", expresó. Cano pidió más diálogo y mayor consenso: "Hay que definir la ley, pero no a las apuradas", indicó.

Después tomó la palabra otro legislador opositor, Esteban Jeréz, quien coincidió con Cano al pedir mayor participación. "Esto se movilizó de un modo rápido, sin la necesaria opinión de los legisladores", expresó. "Esta Ley de Presupuesto se encuentra divorciada con lo que marca la Ley de Responsabilidad Fiscal, que establece reglas de mayor transparencia", añadió, y se mostró preocupado por la posibilidad de que el PE maneje a discreción los fondos de las comunas rurales en un año de elecciones. "El gobierno lo va a distribuir como se le plazca y en un año electoral eso es gravísimo", opinó.

Por su parte, Ricardo Bussi, del bloque Fuerza Republicana, dijo que no estaban dadas las condiciones para tratar la ley y aprobarla porque faltaba información con respecto al presupuesto. "Así no se pueden saber las prioridades del gobierno. Todo tiene que estar por escrito", indicó.

El legislador José Gutiérrez, del bloque oficialista "Tucumán Crece", fue el primero en defender el proyecto de ley. Dijo que las críticas de la oposición no tenían argumentos.

La gran polémica

El opositor Osvaldo José Cirnigliaro realizó las declaraciones más duras cuando le tocó hablar, lo que causó fuertes insultos y contestaciones por parte de legisladores oficialistas, en especial de Sergio Mansilla, quien esgrimió gruesos y desafiantes epítetos. "Este gobierno trabaja para su bolsillo y el de los socios ocultos del poder", manifestó Cirnigliaro. "El proyecto carece de solidez y el presupuesto es un disfraz que oculta fechorías en perjuicio del pueblo tucumano. Es el presupuesto de una sociedad mafiosa", agregó, y se quejó porque el dinero destinado a las áreas de Turismo y Cultura eran demasiado elevados según su punto de vista.

El legislador aliado al oficialismo, Carlos Canevaro, explicó que el presupuesto es elaborado por el PE porque este es el encargado de la administración pública, lo que lo convierte en el más idóneo para determinar como se administrarán los recursos. "(Los legisladores de la oposición) Criticaron que no tuvieron acceso al proyecto, pero lo atacaron punto por punto. Los datos están, sino no hubiesen podido fundamentar sus críticas", señaló, y en relación con declaraciones de Jeréz dijo que no se estaba cometiendo ningún acto inconstitucional. "Actuamos conforme a las facultades propias de la Legislatura", comentó.

Dura respuesta

Con respecto a las críticas de la oposición, el también oficialista Gregorio García Biagosh dijo que no compartía la "visión apocalíptica vertida en el recinto". "Yo no soy cómplice ni mafioso. No se puede mancillar el honor de las personas", expresó, visiblemente molesto en relación con los comentarios de Cirnigliaro. García Biagosh también defendió el monto otorgado al Ente Tucumán Turismo. "El turismo es una industria sin chimenea, que genera puestos de trabajo y numerosas acciones colaterales beneficiosas para la sociedad", señaló. "Escuché muchas opiniones, pero nadie reflexiona sobre el verdadero destino de cada peso. Los fondos tienen como destinatario a la gente", añadió García Biagosh. Después, Cúneo Vergés volvió a solicitar la palabra y dijo: "No voy a permitir que se nos acuse de mafiosos y cómplices. No escuché argumentos, sólo barbaridades. Cirnigliaro llegó al límite de la ofensa", comentó Cuneo Vergés.

Luego, el presidente del bloque "Tucumán Crece" Roque Tobías Alvarez, dijo que "pareciera que porque hay elecciones Tucumán no puede tener presupuesto".

Otros temas tratados

Aunque el tema más importante de la sesión de la Legislatura fue el presupuesto 2009, también se discutieron otros proyectos de ley. Entre los que fueron aprobados están uno que autoriza al Poder Ejecutivo a regularizar la situación dominal de diversos terrenos, transferidos en donación a sus actuales ocupantes.

También se sancionó una ley sobre el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, que incluye acciones para favorecer a su investigación, y otra que aprueba convenios firmados entre la Dirección Provincial de Vialidad y la Dirección Nacional de Vialidad para la realización de obras en las rutas 307, 323 y 325.

Además, se sancionó una ley que faculta al PE a invertir $ 400.000 para brindar solución habitacional a ocupantes de terrenos afectados por la construcción de la traza de la ruta 302.

Comentá la nota