El oficialismo ya tiene listo el dictamen para cerrar el caso

El kirchnerismo ya apuraba los tiempos y aceleró todavía más luego del amague de Martín Redrado a no presentarse ante la comisión. Después de una reunión de los diputados Agustín Rossi y Gustavo Marconato, junto al ministro Amado Boudou, el oficialismo arremetió con la presentación de su dictamen: por la tarde insinuó que lo entregaría ayer mismo. Como Redrado no terminó de declarar, dejó ese paso para hoy o mañana.
Para el kirchnerismo, la maniobra funciona a modo de presión para intentar arrastrar a los dos miembros restantes a pronunciarse. Pero cerca de Julio Cobos estimaron que eso puede suceder entre lunes y martes, y en principio la intención de Prat Gay sería tomarse el mayor tiempo posible, aunque sin quedar a contramano de los otros dos.

En la elaboración del dictamen de Marconato tuvo una fuerte incidencia Carlos Zannini, secretario legal y técnico de la presidencia. El propio Boudou, ayer por la tarde, le acercó la copia con los últimos retoques en el despacho de Rossi, al tiempo que también le dio algunos lineamientos para incomodar a Redrado durante su exposición.

La aceleración de los tiempos terminó de decidirse en la Casa Rosada, el martes, luego del malestar que generó la nota enviada por Redrado a los integrantes de la comisión para que exigieran la derogación del DNU antes de presentarse. Esa noche, al término de la comisión, Marconato analizó los pasos siguientes con Cristina Kirchner en una reunión en la que participaron, entre otros, Zannini y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Si Redrado no se presentaba en el Congreso, el oficialismo hubiese entregado el dictamen ayer mismo. Fue lo que salió a pedir Rossi. La confirmación de la presencia de Redrado apenas modificó los planes de avanzar con rapidez. En la Casa Rosada, Marconato contó las señales de Cobos sobre emitir su pronunciamiento entre lunes y martes, para abrir la posibilidad de entregar los dos dictámenes al mismo tiempo y dejar a Prat Gay en una situación incómoda. Pero con Cobos en el medio, cualquier espera y acuerdo en ese sentido fue descartada.

Ante la demora en la exposición de Redrado y la postergación del final de la de Miguel Pesce, Marconato postergó la presentación apenas por unas horas. De todos modos, con su dictamen "listo", ya había ejercido presión.

Comentá la nota