El oficialismo sumó a Alem y dejó en pie una tasa general de 60 pesos para toda casa, pobre o rica

El Presupuesto 2010 salió por mayoría, pero luego hubo un intento para frenar la trepada de la tasa urbana a 60 y 65 pesos para casi el 90% de las viviendas. Alem le salió al cruce, con lo cual se reposiciona como aliado estratégico del Gobierno. Fue parte de una sesión maratónica.>>>>
El presidente del Concejo Deliberante, Julio Alem, volvió a ser una pieza fundamental del Gobierno local para frenar una avanzada opositora contra una suba de tasas urbanas que prácticamente universalizó el valor de 60/65 pesos para todos los hogares locales, tengan las comodidades que tengan y estén ubicados donde estén ubicados.

Fue en la maratónica sesión de este jueves por la noche, poco después de que la mayoría del Concejo (apenas se opusieron Marcelo Urlézaga y Gustavo Alvarez) aprobara el abultado Presupuesto 2010, de 248 millones de pesos, en la mayor parte de los casos destacando el trazado financiero, con leves objeciones o apenas con críticas específicas (y duras) a la caída de la cláusula transitoria que libera mínimos en la tasa de Servicios Urbanos hasta 60 ó 65 pesos.

Pero como el Ejecutivo no envió ni ordenanza fiscal ni impositiva, y los proyectos alternativos quedaron en las cajas de las comisiones, sólo se podía votar por sí o por no. Y a pesar de las críticas a la trepada de mínimos, la mayoría aprobó el Presupuesto 2010, que incluye 48 millones de pesos de obra pública con fondos nacionales.

La salida al cruce salvadora de Julio Alem (que peleado y todo con el intendente José Eseverri volvió a serle funcional) fue cuando se votó la excención de tasas de Servicios Urbanos para hogares de bajos o medios recursos con un discapacitado en el grupo familiar.

Allí Alvarez trató de reintroducir la prórroga en la norma que morigera los mínimos, y los adapta por zona urbana, para que no todos los hogares, incluso los de menores recursos, tengan que pagar 60/65 pesos mensuales. Es decir, atenuaba una de las trepadas de tasas más fuertes que se recuerden: en algunos casos es del 400%.

Alvarez quiso agregar un artículo que prorrogaba por 120 días más la cláusula que pone topes: "no puede ser que una casa de pieza, cocina y baño en Villa Mailín, ahora que tiene asfalto, pase a pagar 65 pesos, lo mismo que va a pagar un departamento en General Paz frente a la plaza", argmuentó.

Alem le salió al cruce, y no se lo permitió: "si habilitamos este mecanismo de `copiar y pegar´, entonces vamos a abrirle la puerta, en el futuro, a que cualquiera introduzca dentro de cualquier ordenanza temas que están en las comisiones. Y además creo, particularmente, que tenemos que darle a la gente previsibilidad fiscal, y debe conocerse con anticipación qué sistemas de tasas vamos a tener el año que viene", dijo Alem, que se puso reglamentarista pero al mismo tiempo funcional a las intenciones del Ejecutivo.

Así, la votación para pedir que la cláusula transitoria se extienda por 120 días a partir del 1 de enero, se cayó por el doble voto del (¿ex?) miembro del oficialismo.

Antes Gustavo Alvarez había sido muy duro con el Prespuesto: "sencillamente no puede tratarse, porque no hay información. Es la primera vez en 10 años en que un Gobierno no le da al Concejo los presupuestos ejecutados hasta la fecha, para poder fundamentar sobre el nuevo cálculo de recursos. Esto nunca me pasó antes, a pesar de que antes la discusión siempre fue dura en el recinto, y sin ese elemento no se puede votar", dijo.

Comentá la nota