El oficialismo de Santa Cruz sale a defender reestructuración de la deuda financiera

Luego de que los diputados avalaran la reestructuración de una deuda de 460 millones con el Banco de la Nación, el Jefe de Gabinete de Santa Cruz dio detalles sobre aumento de gastos salariales, mientras diputados justicialistas explicaron por qué era necesaria esta sanción.
El presidente del Bloque Justicialista, Daniel Pandolfi, fue uno de los que justificó la sanción de esta ley, diciendo que "lo que se reintenta es normalizar una situación que el propio Poder Ejecutivo ha hecho público, enviando los ejecutados, e informando respecto de la situación" financiera. "Si no lo hacíamos, entonces se iban a eliminar los depósitos", advirtió.

Incluso fue más allá al decir que "los tiempos que se vienen son difíciles, por eso es necesario mantener esa masa de depósitos que tiene la provincia".

Por su lado, el diputado por pueblo de Caleta Olivia, Eugenio Quiroga, acotó que su postura en la maratónica sesión del viernes, que duró más de ocho horas, fue la de dejar en claro "la existencia de un déficit de 30 millones que hay que cubrir para poder funcionar y que no contempla inversiones y trabajos públicos".

Esa es la situación presupuestaria de este año", subrayó el diputado, que además consideró que con estas leyes sancionadas, el Ejecutivo "tiene herramientas para comenzar a trabajar en materia de recursos".

Añadió que quedará pendiente para los próximos meses, "estructurar medidas sobre los gastos, a excepción de la cuestión salarial que no se va a tocar".

Además, el diputado Quiroga consideró que hasta fin de año deberá hacerse "una fuerte convocatoria a los municipios para trabajar mancomunadamente en la generación de recursos".

JEFE DE GABINETE

Por otra parte, sobre el déficit presupuestario provincial, principal razón por la cual se busca financiamiento con el Banco de la Nación, el jefe de Gabinete, Pablo González, agregó que éste se debe "al costo salarial de los últimos tres años (desde abril de 2006) y a la caída del ingreso de los recursos".

El ministro explicó el incremento en gastos salariales. Por ejemplo, en el ámbito educativo el Consejo de Educación dijo que, de casi 17 millones de pesos que se destinaban en 2006 para el pago de docentes y empleados, "hoy se debe disponer de más de 56 millones de pesos por mes", un incremento del 234 por ciento, a causa de la incorporación de 1.086 nuevos agentes.

En el área de Seguridad, "hace tres años atrás se pagaban 2.341 sueldos y en los últimos años se incorporaron casi 2.000 agentes más", por lo que el costo salarial aumentó de algo más de 6 millones a 27 millones de pesos.

De igual forma, en el Ministerio de Asuntos Sociales, "se incorporaron 750 personas entre médicos, auxiliares sanitarios y profesionales. Se tenía un gasto de 10 millones y ahora son 30 millones".

Sumamente interesado en el debate también se mostró el titular de la empresa estatal Servicios Públicos (SPSE), Julián Osorio, quien declaró que esta reestructuración era necesaria, incluso, para que se puedan continuar con las obras.

"Hay muchas obras que nos han quedado o pendientes o que no podemos llegar a terminar y esto nos da la posibilidad de que las podamos culminar", insistió.

Pero a Osorio no le gustó que se haya opuesto a la sanción de la ley el diputado de El Calafate, Néstor Méndez. "Yo no coincido nada con lo que él ha planteado", dijo el presidente de SPSE, quien relató que antes lo había llamado por teléfono al legislador pidiéndole que acompañara con su voto al "compañero gobernador Peralta. No coincido con que un día lo llevemos (a Peralta al gobierno) y al otro día estemos en contra de los planteos que nos hace", manifestó.

Para la oposición, los números no son claros

La diputada de Encuentro Ciudadano, Gabriela Mestelán, votó en contra de la ley propuesta por el Ejecutivo porque, según ella, hay "falta de transparencia" y existe un riesgo económico al "comprometer la coparticipación primaria".

También se preguntó por qué no se utilizaron los fondos extrapresupuestarios "para no contraer la deuda".

Por su parte, el diputado radical Omar Hallar remarcó que el problema financiero de Santa Cruz "no tiene que ver con una caída en los ingresos que, según demostré con muchísimos datos, han crecido de manera muy marcada, sino que está vinculado con el crecimiento sin control del gasto público".

"Durante el 2008 los ingresos de la Provincia fueron muy superiores a los presupuestados, pero los gastos también lo fueron, entre otras cosas porque, cuando se debatió ese presupuesto, el oficialismo había dicho que no había un solo peso de la Provincia para el pago de obra pública, y que todo iba a financiarse con fondos del Estado nacional. Sin embargo, eso no fue así y se destinaron, utilizando los superpoderes que le permiten al gobierno modificar a placer todo el presupuesto, más de 1.000 millones de pesos al pago de obras y adicionales de obras", opinó.

"El presupuesto de Chubut no plantea déficit y Santa Cruz, 2.042 millones de déficit. Somos en el país la segunda provincia de mayor déficit y la quinta de mayor gasto público después de Buenos Aires, Capital, Santa Fe y Mendoza y con muchos menos habitantes. El Gobierno y el ministro de Economía deben explicarnos a todos qué es lo que pasó en Santa Cruz durante estos últimos años que nos colocó en esta increíble situación, pero principalmente entre el 2008 y 2009".

Comentá la nota