El oficialismo rechaza plebiscitar la contribución extra para la salud

El oficialismo descartó la posibilidad de llamara una consulta popular para decidir si se aplica el cobro de un monto de dinero extra para financiar los servicios de salud. De este modo, se respondió a la propuesta del jefe del bloque radical.
El oficialismo rechazó ayer la posibilidad de recurrir a una consulta popular para decidir la aplicación de un aporte adicional a la Tasa de Servicios Urbanos que permita financiar mejoras en el servicio de atención primaria de la salud. Concejales del bloque de Acción Marplatense y funcionarios del Ejecutivo defendieron la iniciativa del intendente Gustavo Pulti, considerando que la medida debería ser sometida a votación del Concejo y que no existen razones para plebiscitarla. De este modo salieron al cruce de las declaraciones del jefe de la bancada radical, Walter Malaguti, quien anteayer le había dicho a LA CAPITAL que el gobierno debería consultarles a los vecinos si están dispuestos a abonar una contribución adicional para destinar esos recursos a la puesta en marcha de un plan de mejoras en el servicio de salud que presta el municipio. Malaguti había comparado la idea del jefe comunal con la que en su momento lanzó el ex intendente Elio Aprile, que derivó en la creación de una sobretasa de 3 y 4 pesos mensuales para financiar un plan de obras públicas.

"Tal como sucedió aquella vez, ahora también habría que preguntarles a los vecinos qué opinan de esto", sostuvo el concejal. Uno de los que salió al ruedo tras las declaraciones de Malaguti fue el secretario de Salud de la comuna, Alejandro Ferro. El funcionario advirtió que si existe un "reconocimiento" por parte del oficialismo y de la oposición de que el presupuesto de su área es insuficiente directamente habría que aplicar la medida, indicando que con ello el Municipio estaría en condiciones de mejorar rápidamente la situación de los centros y salas de salud.

"Esta ha sido la primera vez que hay un reconocimiento claro y concreto de parte del concejal (Malaguti) de la deficiencia del presupuesto”, señaló Ferro, destacando que la Secretaría a su cargo debe incrementar sus partidas, que históricamente, representaron apenas el 5% del gasto total de la comuna. "Esta es la primera vez que se propone un aumento violento del presupuesto", indicó, asegurando que la propuesta de implementar una contribución expresa de "manera clara nuestro interés supremo en elevar el presupuesto en salud”. Por su parte el concejal de Acción Marplatense y presidente de la comisión de Hacienda del HCD, Santiago Bonifatti, hizo notar que la realización de una consulta popular no está en los planes del Ejecutivo por considerar que sus plazos serían muy prolongados para poner en marcha una medida que -según dijo- debería ser resuelta con celeridad. Asimismo descartó la consulta popular por el costo económico que representaría para el municipio llevarla a la práctica.

El Ejecutivo tiene previsto recaudar unos 15 millones de pesos al año mediante el cobro de esta contribución, que sería anexada a la boleta de la Tasa de Servicios Urbanos (TSU). La intención es incrementar de manera considerable los fondos que maneja la Secretaría de Salud, para implementar un intenso plan de mejoras.

Entre otras cosas, se quiere ampliar los horarios de atención, contratar a más médicos, enfermeras y promotores de salud e invertir en el reequipamiento y la reforma de los centros y las salas de sanitarias.

Según se supo, de las 420 mil cuentas de TSU existentes en el Partido de General Pueyrredon, unas 120 mil estarían exentas del pago de este aporte, que tendría un valor mínimo de 2 pesos por mes e iría creciendo en función de las valuaciones fiscales de las propiedades.

El Ejecutivo hizo saber que la recaudación que se obtenga por esta vía estará afectada íntegramente a financiar al área de Salud (que este año ejecutó poco más de 37 millones de pesos) y a darle sustento a un Programa de Desarrollo Infantil diseñado por la Fundación Conin, a cargo del prestigioso médico mendocino Abel Albino.

Además sería creada una comisión de control ciudadano para asegurar que los fondos no sean utilizados con otro propósito.

Comentá la nota