El oficialismo prepara el salvataje de Oyarbide

Tropa unida. Los diputados K Diana Conti y Carlos Kunkel piden desestimar la denuncia contra el juez Oyarbide.
En su primer día de trabajo tras la feria judicial, la mayoría kirchnerista del Consejo de la Magistratura intentó sepultar una denuncia contra el juez federal Norberto Oyarbide, en la que se pedía su destitución por haber sobreseído en tiempo récord al matrimonio presidencial en una causa por supuesto enriquecimiento ilícito. Fue la diputada oficialista Diana Conti la que salió a frenar la estocada contra el magistrado en apuros.

A través de un abrupto pedido para desestimar la denuncia contra el juez, la legisladora y consejera intentó aplicar la misma velocidad que tuvo Oyarbide cuando dictó el sobreseimiento de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su marido Néstor. Sin previo acuerdo con el resto de los integrantes de la Magistratura, Conti presentó el dictamen en la Comisión de Acusación y Disciplina del cuerpo durante la primera sesión, el jueves último. Los deseos de la auspiciosa consejera kirchnerista quedaron truncos a pedido del senador radical y consejero del cuerpo Ernesto Sanz, quien pidió más tiempo para analizar la denuncia contra el juez federal que fue presentada el pasado 22 de diciembre por el dirigente justicialista Juan Ricardo Mussa.

Para Conti, según se lee en el dictamen, "la denuncia de Mussa sólo expresa su disconformidad con la decisión del magistrado Oyarbide de sobreseer a Cristina Fernández de Kirchner y a Néstor Kirchner en una investigación penal por el delito de enriquecimiento ilícito". Además, esgrime que el denunciante sólo señala que "hubo parcialidad" y "no aporta ningún elemento objetivo que lo demuestre, más allá de la resolución a favor de los imputados".

El sobreseimiento que había dictado Oyarbide a pocos días de la Navidad fue duramente criticado por el arco opositor y por diferentes ONG dedicadas a la lucha contra la corrupción. Tras el polémico fallo sobrevino la inacción del fiscal federal Eduardo Taiano y del titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), Guillermo Noailles. Ninguno de los dos representantes del Ministerio Público Fiscal apelaron la medida del juez y la causa terminó cerrada.

En su denuncia, Mussa consideró que Oyarbide actuó de manera irregular durante el proceso de la causa al favorecer "en forma manifiesta, sospechosa y en clara contradicción con los elementos probatorios" a los Kirchner. La investigación judicial contra el matrimonio presidencial se inició a mediados de 2009. Fue el notable incremento patrimonial de los Kirchner, un 158% durante 2008, lo que motivó una serie de denuncias por supuesto enriquecimiento ilícito. Oyarbide fundó el sobreseimiento de los K en base a un dictamen de peritos contadores de la Corte Suprema que concluyó que en las declaraciones juradas no había irregularidades y, por lo tanto, no había delito alguno.

Comentá la nota