El oficialismo pone dos listas para retener las dos diputaciones nacionales

Esta semana quedarán confirmadas las candidaturas de Jorge Yoma, por la alianza entre el bederismo puro y el partido del embajador, y de Griselda Herrera, por el justicialismo. El diplomático llevaría a Teresita Madera como número dos y el PJ debe definir el compañero de la chileciteña. Así, el peronismo kirchnerista busca quedarse con todo.
Empieza una semana clave para la definición de las candidaturas para los cargos legislativos que se disputarán el 28 de junio. El oficialismo kirchnerista, que incluye a varias expresiones del peronismo local, está dispuesto a retener las dos bancas de diputados nacionales en juego y, con ese fin, el gobernador Luis Beder Herrera ‘bendecirá’ dos listas.

Una será la que encabezará el embajador Jorge Yoma, quien llevaría como ‘número dos’ a la ex lunista Teresita Madera. Es la alianza entre el Frente del Pueblo -el bederismo puro que preside el ministro Javier Tineo- y el Frente con Todos del diplomático.

La otra será la que encabezará la chileciteña Griselda Herrera, quien va por su reelección y cuyo ‘número dos’ se definirá esta semana, luego que se reúna el congreso del Partido Justicialista. En principio, habían tentado para esa candidatura (la número dos) al ministro de Gobierno Carlos ‘Cacho’ Luna. Pero el referente lunista se muestra reacio a aceptar porque no quiere aparecer como derrotado, otra vez.

Es que ambos ‘número dos’, tanto Teresita Madera como quien designe el PJ saben que será prácticamente imposible que logren ganar la segunda banca. El oficialismo está convencido que, compitiendo ambas listas, ninguna podrá doblar a la otra en cantidad de votos y, de ese modo, Yoma y Griselda Herrera serían los diputados nacionales electos.

En el caso de la alianza bederista-yomista, la fórmula estaría virtualmente cerrada. Pero en el caso del PJ, hay todavía dirigentes que no están demasiados convencidos de la candidatura de la chileciteña Griselda Herrera como cabeza de lista.

Y ese será el principal atractivo que tendrá el congreso del PJ previsto para este lunes a las 11, cuando los congresales -por ‘sugerencia’ de Beder Herrera- elijan a una mesa directiva que, a dedo, dispondrá las candidaturas no solo para las diputaciones nacionales sino también para las principales diputaciones provinciales.

La decisión del oficialismo K de competir con dos fórmulas que se muestran fuertes, está provocando que la oposición no peronista o peronista disidente analice que hacer, con mucha preocupación.

Saben ya que lograr discutir una de las dos bancas en juego les será muy difícil. Y por eso, figuras como el titular del radicalismo, Julio Martínez, podrían dejar pasar el turno nacional y buscar una candidatura mas ‘posible’. El ex legislador iría como candidato a diputado provincial por Chilecito.

Mientras tanto el frente que el radicalismo, el ARI, el PRO de Luis Agost Carreño y otros partidos buscan armar, está aún en pañales y recién después de mediados de abril, tras un congreso que hará la UCR, podría comenzar a vislumbrarse.

Las bancas provinciales

Las principales candidaturas para las diputaciones provinciales tendrán también dos competidores paralelos en el oficialismo.

El Frente del Pueblo y el Frente con Todos (bederistas y yomistas) llevarán, en Capital, a Jorge Basso como primera espada para ocupar la Legislatura y el peronismo puro (PJ) discutirá este lunes si el primer lugar lo tendrá un quintelista (Ramón Vera podría ser) o algún dirigente de otro sector como por ejemplo el lunismo.

Una situación similar, peronistas fragmentados compitiendo entre sí, se dará en los principales distritos del interior como Chilecito, Chamical, Arauco y Chepes, donde Alejandra Oviedo intentará volver al ruedo. En Villa Unión, Oscar Chamía parece que será el ‘bendecido’ por el bederismo.

La fragmentación del peronismo amenaza, otra vez, con dejar a la oposición no peronista como la habitual convidada de piedra en un sistema electoral que parece mostrar otra vez serias falencias y absoluta falta de representatividad de las minorías.

Si eso finalmente se produce como se pronostica, la reforma constitucional que impulsó el gobierno a través del ideólogo Héctor Durán Sabas habrá fracasado de manera estrepitosa.

Comentá la nota