El oficialismo perdió un integrante en la Bicameral

En la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de Contratos habrá empate entre oficialismo y oposición. El interbloque logró imponer un integrante más.
Gigantino resignó su integración en la Bicameral.

Finalmente, después de un año sin funcionar, se designó a los integrantes de la Cámara de Diputados que conformarán la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de Contratos que tendrá la responsabilidad de evaluar el proceso de intervención del Estado en la empresa EDECAT S.A. Hoy, en la sesión de la Cámara de Senadores se completará la integración. La polémica en la Cámara baja se generó cuando la oposición avanzó en la conformación y le restó uno de los dos integrantes que correspondía al FCS al imponerse en la votación. Gigantino decidió resignar su intención de pertenecer a la comisión. Asistirá a las reuniones, pero no votará.

Los seis diputados que conformarán la comisión son: Julio Salerno (FCS); Silvia Moreta y Fidel Sáenz (PJ); Gustavo Saadi (Diputados Justicialistas) que se sumaron a Nicolás Verón (Renovación Peronista) y Néstor Tomassi (FV) que ya formaban parte de la Bicameral.

En tanto que la Cámara de Senadores aprobó ayer integrar a la senadora Marta Grimaux de Blanco -en reemplazo de Pedro Casas- que se suma a los senadores Carlos Acevedo, Luis Rodríguez, Víctor Luna y Silvina Tello. La oposición nominó al senador Daniel Saadi que irá en el lugar que dejó el ex senador Dalmacio Mera. En la sesión de hoy se formalizará la integración definitiva de la comisión.

De esta manera, el FCS tendrá seis integrantes y la oposición también, con lo que será vital la elección de la presidencia de la Comisión que deberá desempatar en aquellos temas en los que no exista acuerdo.

Debate

Cuando comenzó el debate para conformar la comisión, el FCS recordó que en la sesión del 17 de septiembre ya se había propuesto a dos integrantes del bloque: Julio Salerno y Juan Pablo Millán. Pero en aquella oportunidad la bicameral no pudo integrarse. La polémica se inició cuando Renato Gigantino expresó su intención de ser parte de la comisión al indicar que su bloque pertenece a una de las minorías de la Cámara de Diputados al haber participado de la elección. Ante la falta de acuerdo, y después de un cuarto intermedio, Gigantino bajó su postulación para permitir destrabar la discusión ya que el FCS no quería ceder un lugar y tampoco el interbloque.

Con el gesto del dirigente de Ateneo del Parque parecía que se había llegado al acuerdo. Sin embargo, la sorpresa fue cuando el diputado Marcelo Rivera cambió la propuesta y agregó a Fidel Sáenz (además de Moreta y Saadi) como representante de la oposición, sin dar ningún tipo de fundamentación.

El FCS reclamó al señalar que un bloque de 18 no puede tener sólo 1 representante mientras que el bloque del Partido Justicialista con 8 legisladores contaría con dos. Sin mayor discusión, el presidente de la Cámara sometió la polémica a la votación nominal que terminó en igualdad numérica (18-18), pero que al desempatar Oscar Brizuela permitió el triunfo del interbloque.

Reunión del directorio

Formalizada la intervención del Estado provincial en la empresa EDECAT, y con la designación de cuatro directores, se está apurando la primera reunión del nuevo directorio para avanzar con distintas cuestiones de orden administrativo, entre ellas la definición de los cargos gerenciales y la habilitación de firmas autorizadas para operar financieramente. Según pudo conocer EL ANCASTI, la sesión podría realizarse mañana o el lunes, si se logra dar participación a los otros integrantes.

De acuerdo con la conformación accionaria, el directorio de la firma está integrado, además de por los representantes de la Provincia (que tiene las acciones clase A), por los propietarios de las acciones clase B (dos directores) y uno por los trabajadores, que tienen las acciones clase C.

En la primera reunión, el directorio deberá decidir quien lo presidirá, cargo que casi seguramente irá para uno de los directores puestos por el Gobierno, en vista a su mayoría numérica. Posteriormente, se deberá definir si permanecerán los encargados de área actuales o si se reasignarán tareas.

Por el momento, la actividad en la empresa es similar a la que tenía antes de la intervención. "Siguen los mismos responsables de las áreas, hasta que el directorio decida qué es lo que va a pasar", explicó Sergio Díaz, uno de los miembros designados por el gobernador Eduardo Brizuela del Moral.

Mientras se precisan aspectos operativos en la distribuidora, áreas técnicas del Gobierno están trabajando en lo que será el programa de obras para hacer frente a los problemas más urgentes del servicio. Tal es el caso del plan director que ejecutaba EDECAT con fondos que le reconocieron como deuda estatal.

Comentá la nota