El oficialismo pedirá la nulidad de la votación

La intendenta Graciela Rosso adelantó que a través de su conseja Mirian Duo se realizará una presentación de nulidad "por lo anómalo de la votación". En tanto, cuatro integrantes de ese organismo defendieron la elección realizada el viernes de la semana pasada.

La polémica por la elección de autoridades del Consejo Escolar sigue vigente y promete un nuevo capítulo a partir del pedido de nulidad que presentará el oficialismo, de acuerdo a lo expresado a este medio por la intendenta Graciela Rosso.

Como informó EL CIVISMO en su edición anterior, el viernes de la semana pasada se realizó la votación de cargos a partir de la nueva conformación que asumirá en diciembre. El acto se efectuó sin contar aún con el certificado emitido por la Junta Electoral, incumplimiento que podría dejar sin efecto lo actuado por la ausencia de un requisito indispensable para que la distribución de los cargos se haga de acuerdo a las condiciones establecidas por la Ley General de Educación.

Los resultados generaron sorpresa e indignación en el Departamento Ejecutivo. La Presidencia del Consejo quedó nuevamente en manos de la consejera princista Gladys Gómez, mientras que la Tesorería, otro cargo de vital importancia, recayó en Cristina Locastro, otra representante del ex intendente.

Mientras dentro del cuerpo colegiado algunos cuestionan la calidad y precio de algunas obras realizadas recientemente en escuelas del distrito, lo más llamativo fue que Gómez retuvo su cargo a partir del voto que recibió de la consejera rossista, y también candidata a presidenta, Irene Sarak. En privado, la decisión tomada por Sarak enfureció a Rosso y marcó un punto de inflexión en la relación que, al menos hasta el viernes, trascendía las cuestiones políticas y se enmarcaba en el plano de la amistad.

Consultada por EL CIVISMO, la jefa comunal adelantó que "lo único que voy a decir es que nosotros estamos pidiendo la nulidad de la reunión, a través de la conseja Duo. Precisamente estamos viendo la presentación que se va a hacer por lo anómalo de la votación".

Sobre la actitud tomada por Sarak, Rosso fue cauta y planteó el tema "en la vieja discusión de si las bancas son propias o son de los partidos".

"No voy a entrar en esa discusión, lo voy a hacer en privado. Tengo una posición tomada y creo que las bancas son del partido, no son individuales. Uno no llega a los cargos por un repollo, uno llega a los cargos por la política y dependen del partido político, no dependen de cada uno de nosotros en lo individual. Hay méritos personales en cada uno de nosotros. Pero nosotros representamos al conjunto, no nos representamos a nosotros mismos. Creo que ese es el tema. Me parece que es una diferencia de criterio, y en ese marco es que suceden algunas cosas", dijo Rosso.

APOLÍTICAS

En tanto, y luego de la nota publicada por este bisemanario en su edición anterior, cuatro consejeras escolares enviaron un escrito donde se habla de un Consejo Escolar que "no tiene tintes políticos". El texto está firmado por Gladys Gómez, Cristina Locastro, Cristina Galeano, y Maria Fernanda Garate.

"En primer lugar aclaramos que el Consejo no queda, ni ha quedado en manos del ‘princismo’, sino en manos del cuerpo de consejeros que lo integran seis personas, desarrollando todos los actos correspondientes en clima de ‘democracia’, sin importar ‘el cargo’ al momento de realizar cada trabajo, decisión o respuesta administrativa", expresan.

Más abajo manifiestan un "profundo dolor", por como se ha tratado a la consejera Irene Sarak, "quien no hizo más que sumarse al trabajo de un cuerpo colegiado, que responde a la Dirección General de Cultura y Educación".

Por otra parte, adelantan que trabajarán en forma conjunta con la Jefatura Distrital, "atendiendo a las necesidades de las distintas instituciones del distrito", y aseguran responder "a los requerimientos, solicitudes, necesidades e inquietudes que surgen de nuestros alumnos porque creemos que ese es nuestro único objetivo".

"Creemos haber demostrado durante la actual gestión que la mejor manera de responder a los respectivos partidos políticos es trabajar por y para las instituciones educativas. Tanto Irene Sarak como Cristina Galeano, actualmente vocales, trabajaron codo a codo durante este período".

"Es una lástima que se le dé un tinte político a este Consejo que no lo tiene. Que se trate de traidores a trabajadores de la Educación como Irene Sarak y Cristina Galeano", agregan.

OPINIÓN RESPETADA

Consultado por este bisemanario, el presidente del bloque de concejales de la Unión Vecinal, Oscar Luciani, trató de restar importancia al voto de la consejera Galeano, que también apoyó la postulación de la princista Gómez. Al respecto, consideró que la decisión trasciende lo político, "y tiene que ver con la función que cumple cada uno".

"No me fijo si la persona que va a desempeñar el cargo es princista, de Rosso, radical o socialista. Por eso respeto la opinión de la consejera escolar. Como quiero que dentro del partido respeten mis decisiones, yo la respeto a María Cristina. Respeto las decisiones particulares de la gente que está trabajando en el lugar y sabe lo que hace. Nunca le indiqué cómo tenía que votar. Dentro de las Unión Vecinal nos manejamos así. En el Concejo Deliberante, muchas veces existieron discrepancias entre los miembros del bloque por un tema en particular y nunca se obligó a un concejal a votar de una u otra manera", agregó Luciani.

Comentá la nota