Oficialismo y oposición divididos por el traslado de Alem

Pulti presentó ayer ante el HCD un proyecto para asumir el dominio de una fracción de la escollera Norte * En el expediente se plantean como objetivos construir una terminal de cruceros y un paseo recreativo * Pero además incluye el traslado de boliches de Alem, el punto más polémico que ofrece el debate.
El Departamento Ejecutivo elevó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza solicitando que sea aceptada la transferencia del dominio de la escollera Norte a la comuna con el propósito de poder construir sobre ella una terminal de cruceros, un paseo recreativo y trasladar a los bares y pubs de la calle Alem.

El texto fue presentado ayer con la firma del intendente Gustavo Pulti y del secretario de Gobierno, Ariel Ciano.

La pieza central del expediente es un convenio que el municipio firmó en agosto de 2008 con la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Defensa de la Nación.

A través de ese documento la cartera a cargo de Nilda Garré había dispuesto que les cedería con cargo a la Provincia y a la comuna, por un plazo de 30 años, una fracción la escollera Norte con el propósito de que se establezcan allí una terminal de cruceros, un paseo recreativo y un corredor nocturno.

Para que el acuerdo tenga plena validez, debe ser convalidado ahora por los concejales.

Es seguro que el bloque oficialista respaldará la iniciativa, por lo que el Ejecutivo ya cuenta con al menos la mitad de los votos del plenario para lograr su aprobación.

En cambio los bloques de la oposición vienen planteando objeciones sobre este tema. Si bien en líneas generales existe voluntad de aceptar que la comuna asuma junto a la Provincia el dominio de la escollera, el bloque radical y los concejales Guillermo Schutrumpf (GEN), Carlos Arroyo (Frente es Posible), Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular Marplatense) y Mario Luchhesi (Movimiento Peronista) no están de acuerdo con que el muelle sea utilizado para instalar a los boliches de la calle Alem.

El único voto en duda es el de Verónica Beresiarte (FpV). Sólo en el caso de que ella se defina a favor del proyecto, Acción Marplatense podría lograr su aprobación en el recinto sin verse obligado a recurrir al voto doble del presidente del cuerpo, Marcelo Artime, para desempatar. No obstante, tal como están planteadas las cosas, el oficialismo podría encontrar antes algunas trabas en las comisiones en función de los giros internos que se le dé al expediente.

Por ejemplo, podrían presentarse obstáculos si el proyecto pasara por Turismo o por Deportes y Recreación, dos comisiones en las que AM no tiene asegurada la mayoría.

Si bien se percibe una opinión favorable de la oposición en cuanto a aceptar la cesión de la escollera y el desarrollo de un paseo recreativo y la construcción de la terminal de cruceros, para algunos hay poco margen para aprobar este capítulo del proyecto descartando la iniciativa del traslado de los boliches de Alem.

Según explicó ayer el concejal Garciarena, el convenio que el Ejecutivo firmó con la Nación y la Provincia "no puede ser modificado" por lo que quienes están en contra de convertir al muelle en un corredor nocturno sólo tendrían la alternativa de "rechazarlo" en todos sus términos.

El principal argumento que esgrime la oposición para cuestionar el traslado de los boliches es el que refiere a una eventual "incompatibilidad" entre la actividad que ya se desarrolla sobre el muelle (amarre de buques, tareas científicas y de Defensa) con la presencia de unos 20 bares y pubs y el negativo impacto que esto tendría sobre el puerto local.

El oficialismo, en cambio, viene desestimando los cuestionamientos que se realizan en ese sentido, poniendo énfasis en el beneficio que tendría para la ciudad la generación de una nueva oferta turística y gastronómica en un punto clave de la costa.

En el mensaje de elevación del proyecto, se señala que si bien el Ministerio de Defensa realizará la cesión de la escollera con cargo a cambio del pago de un canon, las obras de infraestructura que ya se están llevando a cabo en el lugar compensarían "holgadamente" el monto de dinero que sería exigido. Por lo tanto el Ejecutivo considera que el uso del muelle ya estaría pagado por lo que no se realizaron previsiones presupuestarias al respecto.

Por otra parte, en el expediente se establece que para el manejo del lugar, la Provincia y la comuna constituirían un consorcio de administración y explotación de los nuevos espacios turísticos y recreativos que se generen.

Comentá la nota