El oficialismo obtuvo otra victoria de colección, Lunghi metió la cuarta y se cortó hacia 2011

La lista que apuntaló el Intendente defendió con éxito las cinco bancas legislativas que ponía en juego. También obtuvieron los tres lugares en el Consejo Escolar. Hubo algarabía en el Comité Radical por el cuarto triunfo consecutivo sobre el justicialismo. 2011 quedó más cerca.
El Comité de Mitre al 500 fue una fiesta. Hombres y mujeres, de todas las edades, corearon los cánticos de la Juventud, con una dedicatoria especial a Néstor Auza, el rival al que habían puesto en la mira, por peso específico y cruces de vieja data.

A las 20.15, cuando los candidatos todavía no habían aparecido en escena, el jefe de campaña, Julio Elichiribehety, tomó el micrófono para anunciar una holgada victoria parcial. A partir de allí estalló la alegría. El viejo edificio comenzó a colmarse, subió el volumen y se armó el baile. El ingreso de los hombres y mujeres electos potenció el clima.

Una hora más tarde, la llegada de Miguel Lunghi, acompañado por Marcos Nicolini y Atilio Magnasco, desató la algarabía. El secretario de Gobierno respondió a los abrazos y habló emocionado a los asistentes. "¡Qué bueno que es trabajar en equipo! ¡Qué bueno que es ser parte de un Gobierno que es realmente un equipo que piensa en el futuro de la ciudad, que trabaja seriamente para que Tandil crezca!, dijo en principio.

Agradeció "de corazón" al Intendente por el acompañamiento durante la campaña. "El día que llegó al despacho del Intendente no se olvidó de sus colores partidarios pero comenzó a gobernar para todos los tandilenses sin hacer ningún tipo de distinción", apuntó.

Nicolini agradeció también a "todos los tandilenses, porque hoy Tandil dio un ejemplo con una elección limpia, tranquila, en la que se respetaron todos los partidos. Eso es muy importante para que crezca la democracia en Argentina", agregó.

Más adelante sostuvo que "el compromiso es inmenso, pero vale la pena. El triunfo es de todos y renueva nuestro compromiso con todos los tandilenses, sin hacer distinciones de banderías políticas, para que tengamos una ciudad cada vez mejor", redondeó.

Cuando los medios lo consultaron acerca del triunfo ante Auza, analizó que "la verdad es que el triunfo es importante porque ratifica una gestión de cinco años y medio, que viene trabajando muy seriamente, que planifica y quiere construir el futuro. Tenemos equipo para seguir desarrollando Tandil, así que a los adversarios circunstanciales hay que respetarlos, pero seguir trabajando".

El Intendente, feliz

y agradecido

A su turno, en medio de una ovación, Miguel Lunghi agradeció a "Tandil por habernos dado el apoyo por cuarta vez consecutiva a este proyecto transformador que iniciamos en 2003, lo confirmamos en 2005, lo reconfirmamos en 2007, en 2009, y tengan la seguridad de que vamos por más en 2011", gritó en medio de los aplausos.

"Se trata de trabajar todos los días en un proyecto para buscar la equidad social y mejorar la calidad de vida de los tandilenses, y también de los habitantes de la zona rural", aseguró.

Opinó luego que "el triunfo es de muchos, acá no hay ningún iluminado que haya ganado solo. El triunfo es un gran éxito del primer candidato a concejal, Marcos Nicolini" y abundó en elogios tanto para él como para quien lo secundaba en la nómina, Atilio Magnasco, y para el equipo de campaña.

Sonrió y bromeó ante un furcio: "¡Estoy con fiebre, está permitido, muchachos!" y recordó al resto de los concejales electos, a los consejeros escolares y al aspirante al Senado provincial, Carlos Fernández.

Una párrafo aparte lo mereció el hecho de que "hemos recuperado Vela", única localidad rural que le fue esquiva en la histórica elección de 2007.

Defendió la "lealtad" de su equipo de Gobierno, "porque esta palabra muchos partidos políticos no la pueden decir". "Acá está el futuro, con la Juventud Radical y la Franja Morada, que trabajaron por pasión a un ideal, por tener un país distinto", insistió.

Para el final, arengó al sostener que "vamos a seguir trabajando con fuerza, tenemos muchas obras en marcha y van a continuar con más energía. A trabajar todos, porque en 2011 desbordamos esta casa hasta la calle, porque vamos a seguir gobernando Tandil. ¡Vinimos para quedarnos!", cerró.

Comentá la nota