"El oficialismo nos obliga a los lobenses a pagar los platos rotos del despilfarro y la desidia del gobierno"

El presidente del Bloque de Concejales de la Unión Cívica Radical de Lobos, doctor Leandro Banegas, se refirió a la actividad legislativa, poniendo énfasis en la ordenanza impositiva.
Al respecto afirmó que "rechazamos el proyecto oficialista en función que el mismo prevé un excesivo aumento para las tasas en 2010. Este tremendo impuestazo ha sido levemente morigerado por el oficialismo, quien decidió unilateralmente bajar apenas el monto del aumento que sigue siendo excesivo.

Creo que éstos aumentos se dan en función de una política de despilfarro a nivel provincial y nacional, regímenes que obligan a los municipios prácticamente a autofinanciarse".

"Siempre nos trataron de ingenuos -sostuvo- cuando hablamos de aumentar la coparticipación de Lobos a fin de no atacar permanentemente con aumentos al bolsillo de los lobenses, pero sinceramente creemos que es la única forma de tener un presupuesto acorde. Quiero aclarar que tan ingenuos no éramos toda vez que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires promulgó una Ley mediante la cual menoscaba aún más los flacos fondos coparticipables para llevarlos directamente a la caja de la provincia. Es decir quien puede lo más, meterle la mano en el bolsillo a los municipios, puede lo menos, es decir aumentar el monto coparticipable".

Banegas afirmó que para tener una idea, "poco más del 15% del monto que la provincia recauda por impuestos coparticipa a la provincia y dentro de ese 15% Lobos es una de las peores ciudades de los 130 y pico distritos que coparticipa. La idea de la Provincia y de la Nación sigue siendo tener a los intendentes y dirigentes locales presos de su caprichosa voluntad, asignando la plata mediante subsidios a quienes hacen bien los deberes o a quienes forman la lista de obsecuentes K. En definitiva el oficialismo nos obliga a los lobenses a pagar los platos rotos del despilfarro y la desidia del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires".

En cuanto a las propuestas del Radicalismo señaló "que todas las fuerzas políticas e institucionales de Lobos nos unamos para solicitar al gobierno de la Provincia de Buenos Aires una mayor coparticipación para nuestra ciudad. No compartimos la concepción de oficialismo que toma a las tasas como un medio para llegar a un monto que necesita gastar en lugar de fijar el valor de la contraprestación que se debe dar a los vecinos. Esta concepción se parece más a un impuesto que a una tasa municipal en la que necesariamente se debe prestar un servicio a cambio".

Banegas fijó posición de su bloque al mantener "nuestro férreo rechazo al cobro de la seguridad e higiene por ingresos brutos al comercio por ser una tasa injusta, regresiva, arbitraria y que roza con la ilegalidad por la llamada doble imposición. Esta tasa afecta directamente al comerciante quien se ve obligado a pagar un monto injusto en función a su facturación bruta y no a sus ganancias que es lo que realmente importa. Es por ello que nosotros proponemos la imposición de un sistema como el que regía hasta 2007, es decir que se pague en función de las ganancias del comercio, estableciendo aumentos progresivos para aquellos comercios que más ganancias tienen, e imponiendo una tasa accesible para los comercios de escasas ganancias".

Resaltó que el alumbrado público "sigue en las mismas proporciones que el año pasado cuando sabemos positivamente que se recauda mucho más de lo que se gasta por alumbrado público. El oficialismo dio la espalda a un proyecto para bajar la tasa de alumbrado, acompañado por más de 4000 firmas de vecinos lobenses. Esto con un agravante: que el mismo se cobra con la factura de la luz, lo que hace para muchos vecinos de Lobos impagable un servicio público tan fundamental como la energía eléctrica. Aunque no se haya votado el presupuesto, esta ordenanza es una de las que fija la recaudación que va a tener el municipio, lo que va a tener para gastar, y en función de ello dejamos establecido que el gobierno municipal debe ajustar un poco los gastos superfluos o reemplazables y no limitarse a aumentar indiscriminadamente las tasas a los vecinos".

"Un ejemplo de ello -dijo- es la tercerización de servicios. El municipio paga a terceros por tareas que podrían realizarse con empleo municipal en los talleres de maestranza como chapa y pintura, gomería, mecánica, reparaciones varias. También se podría limitar la cantidad de subsidios que el Intendente otorga a diario sin dar mayores explicaciones y justificaciones, o el monto gastado en publicidad selectiva y direccionada".

Patronato de Liberados

Respecto al Patronato de Liberados, sostuvo "es una muestra de la irresponsabilidad con la que trata el oficialismo temas muy sensibles para la sociedad. En efecto el envío un convenio por el Patronato de Liberados para que el Concejo refrende. Pues bien, ingresó en la reciente sesión lo sacaron aprobado, sin permitir ni dar el más mínimo estudio. Entre gallos y medias noches se aprobó un convenio mediante el cual se permite el ingreso de presos liberados a Lobos, en el cual la municipalidad se obliga a prestarle asistencia social, laboral, etc".

"Este es un ejemplo de más de la forma de utilizar de una mayoría parlamentaria de un modo nocivo y contrario a la sociedad", fustigó el concejal de la oposición.

Cambio de recorrido de combis

Este recorrido del servicio de combis, dijo Leandro Banegas, es un Decreto del gobierno municipal "que es sencillamente un mamarracho jurídico sin posibilidad alguna de aplicación seria. Primero por que se dicta mediante un decreto, que es un medio legal que no existe para los municipios".

"Las municipalidades –afirmó- legislan mediante Ordenanzas de sus Concejos Deliberantes, nunca por Decreto, desde allí es una norma inaplicable y contraria a derecho. Luego la misma establece un cambio de recorrido para dos empresas en particular y establece una excepción para una tercera empresa. Esto es inviable porque las Ordenanzas deben ser de carácter general, no se puede establecer aplicación para algunos en particular.

Asimismo es una medida inconsulta, arbitraria y trasnochada, que parece más dirigida a una pelea sectorial que a una legislación para el bien de Lobos.

Habla de un reordenamiento de tránsito y manda a las combis a la Terminal por la calle Buenos Aires / Perón y la vuelta por Moreno Rivadavia, que son las arterias más transitadas de nuestra ciudad".

Finalmente sostuvo el concejal "además esta norma no deja levantar pasajeros en puntos neurálgicos como la Avenida Irigoyen o en La Aguada, perjudicando directamente a los usuarios quienes deberán gastar más dinero para ir a trabajar, estudiar o a cuidar su salud a Buenos Aires o La Plata.

En definitiva esta norma termina siendo contraria a los intereses de los lobenses, quienes nuevamente deben pagar los platos rotos de una administración deficiente, pirotécnica y prepotente del actual gobierno".

Comentá la nota