“El oficialismo local quedará en jaque con el adelantamiento”

“El oficialismo local quedará en jaque con el adelantamiento”
El ex senador radical Raúl Baglini analizó el panorama político, de cara a las elecciones. Críticas al modelo K.
El adelantamiento de las elecciones legislativas al 28 de junio –como solicita el proyecto enviado por la Nación al Congreso– marcó la dinámica política de los últimos días en Mendoza. Según el ex senador de la Unión Cívica Radical Raúl Baglini, esta jugada del kirchnerismo terminará afectando al propio oficialismo a nivel nacional y local.

A pesar del optimismo que demostró el justicialismo luego de la reunión partidaria que mantuvo el lunes, los sectores opositores aseguran que si se aprueba el adelantamiento de las elecciones el Gobierno será el más desfavorecido.

En declaraciones a Ciudadano, Baglini aseguró que esta jugada electoral “queda resumida en la frase que el propio Néstor Kirchner pronunció en Catamarca: ‘los que adelantan tienen miedo de perder\'. El cronograma no debería modificarse, eso muestra un franco deterioro político y económico”.

Además, el radical señaló que esta estrategia afectará al Ejecutivo local: “Hay dos factores que le jugarán en contra al Gobierno. Por un lado, las promesas electorales incumplidas sobre seguridad, y por otro, la falta de sincronización en el gabinete, que ya tuvo muchos cambios. Esa es una imagen difícil de revertir”.

El papel de la oposición

Más allá de lo que suceda con el oficialismo, la oposición también se ve determinada por el cambio de fecha electoral. Según Baglini, este panorama complica el desarrollo normal del proceso de internas partidarias, y dificulta el armado de alianzas. “El adelantamiento de las legislativas de octubre a junio es una jugada audaz, pero sin garantías de ser eficaz; por el contrario, deteriora la relación con el electorado y el sistema político en sí mismo”, sostuvo el ex senador.

La posibilidad de desdoblar las elecciones, es decir, que las provinciales se realicen de manera independiente de las nacionales, es una posibilidad que se maneja en la Legislatura, pero que, según Baglini, presentará dificultades. “En un país como Argentina, con problemas para definir su federalismo y con el poder cada día más centrado en el Gobierno nacional, separar las elecciones es complicado”, señaló.

Por lo pronto, el partido Demócrata, la UCR y la Coalición Cívica ya presentaron sus proyectos para mantener la fecha original.

Comentá la nota