El oficialismo ignoró el tema de la droga

Sólo Jerez y Cirnigliaro se refirieron a las denuncias de un parlamentario en la Justicia Federal.
La ausencia de Pedro Balceda en la primera parte de la sesión marcó el período de Manifestaciones Generales (llegó pasadas las 11 y dijo que había tenido problemas con su auto). Antes, muchas miradas se dirigieron a la banca vacía que ocupa habitualmente entremezclado con la oposición el legislador del neonato bloque Eva Perón (escisión del oficialismo).

Los comentarios apuntaban a que la ausencia era una estrategia para evitar que las tensiones generadas por sus declaraciones sobre los vínculos entre los narcotraficantes y los políticos llegasen al recinto.

De hecho, el tema fue ignorado por el oficialismo (salvo una breve intervención del presidente de Tucumán Crece, Roque Alvarez) y apenas tratado desde la oposición reducida a Luis José Bussi, Esteban Jerez y Osvaldo Cirnigliaro (José Cano y Ricardo Bussi están de vacaciones fuera de Tucumán), de los que sólo los dos últimos se refirieron a los dichos de Balceda.

El referente del laborismo cargó contra el gobernador con severos términos; sin embargo, sus críticas no llegaron a provocar la reacción formal de los alperovichistas, salvo pedidos efectuados a viva voz para que termine con su discurso, en especial por parte de su clásico rival, Sergio Mansilla. Cirnigliaro comenzó recordando la homilía de monseñor Luis Villalba el 24 de setiembre pasado, cuando advirtió sobre la existencia de drogas en la sociedad y la destrucción de familias por este flagelo, oportunidad en la que dijo que las autoridades son las primeras responsables por esta situación.

“Ningún funcionario recogió el guante, ni siquiera el titular del Poder Ejecutivo (por José Alperovich) que es un acostumbrado parlanchín mañanero ante la ‘prensa adicta’. Nadie reconoció que es un problema grave ni admitió su responsabilidad institucional. Sin embargo bastó que un legislador se preocupara, para que se levante un alboroto que conmueve a todo el mundo”, planteó.

“El consumo del ‘paco’ entre los niños es una consecuencia de su abandono por un Estado inútil y obsoleto. Es el hijo directo de la desigualdad social y lo que sucede con el ‘paco’ es lo que pasó con la desnutrición infantil en el gobierno de Julio Miranda. Alperovich tiene un bolsillo para llenar antes que un corazón para dar; no sabe gobernar; carece de un plan; actúa como un patrón de estancia y le cabe una responsabilidad directa en la propagación de todas las plagas sociales que nos afligen”, añadió.

Visiones enfrentadas

Jerez reivindicó la responsabilidad de la Legislatura de enfrentar los problemas sociales de la provincia. “La droga ya existía en la provincia pero la Argentina dejó de ser un país de paso para serlo de consumo. La de Balceda es una opinión responsable y valiente, y no debe ser respondida con la agresión de decirle que no corresponde. Pido que se respete a los legisladores que piensen diferente, que nos aboquemos a enfrentar este severo llamado de atención y que se cambie la realidad desde lo legal”, sostuvo.

Alvarez cerró el debate, reconociendo estar satisfecho por las declaraciones de Balceda ante el juez federal Daniel Bejas, que desvinculó a los políticos de Tucumán con el tráfico de drogas. Se centró en aclararle a Jerez que no hubo ataques ni críticas desde el oficialismo contra el legislador disidente, y que sólo se le pidió que diese los nombres en el ámbito que corresponde, que es la Justicia Federal.

Comentá la nota