El oficialismo aún no explicó porqué habría gastado 14 millones de más

El exceso, revelado en el análisis de la rendición de cuentas del ejercicio 2008 según Unión Pro, no habría sido aprobado por el Concejo Deliberante.
Los ediles de Unión Pro Nicolás Lasa, Federico Tonelli, Guillermo Vega, Mercedes Rocco y Celina Caronello, denunciaron que el municipio de 25 de Mayo gastó 14 millones de pesos durante el ejercicio 2008, sin autorización del Concejo Deliberante.

La acusación se hizo pública el pasado domingo y desde entonces ningún funcionario del gobierno que hoy conduce la intendente interina Victoria Borrego, o sus representantes políticos –Unión Cívica Radical y Coalición Cívica- en el Deliberativo, dieron explicaciones ante tamaña acusación.

Según Tonelli "el presupuesto que nos rigió durante el año pasado fue aprobado por la ordenanza 2932 y generaba un monto de 32.624.000 para los recursos y 31.667.000 para los gastos. Esto es lo que en principio el municipio de 25 de Mayo debió haber gastado 31.667.000, pero nos enteramos, con el análisis de la rendición de cuentas, que en realidad gastó 41.840.955 pesos, es decir 10 millones de pesos más, sin que el Concejo Deliberante aumentara el presupuesto".

"Además, el 31 de diciembre del 2008, mediante cinco decretos distintos aprobaron un incremento del gasto de 14 millones de pesos, monto que no estaba aprobado ni previsto. Todo indica que este municipio incrementó el presupuesto el último día del año para justificar lo que habían hecho, pero se enteraron que no tenían plata suficiente. Y por eso aumenta la deuda consolidada, la flotante y seguramente hay mucho gasto devengado que no ha sido trasladado a la deuda flotante. Esta es una irregularidad muy grave que denunciaremos en el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires"

Este diario habló telefónicamente con el presidente del HCD, Mario Nuñez, para dialogar acerca de esta cuestión que involucra al cuerpo que representa, pero no logró esa entrevista.

Desde Unión Pro se advirtió que "el Concejo gastó 133.000 pesos de más de lo que podían pagar, pero acá existe un agravante y es que el Ejecutivo le redujo el presupuesto inicial, sin tener facultades para hacer modificaciones presupuestarias. El gobierno municipal, al ver que el dinero no les alcanzaba, le tomó todos los créditos que tenía el Concejo y así pudo reasignar partidas propias".

Comentá la nota