Un oficialismo dividido posibilitó la aprobación de un pedido de informe sobre anomalías en el BAS

Diputados del jenefismo y otros del PJ votaron en contra. Ahora el Banco deberá informar sobre estados contables, sueldos de sus funcionarios, contrataciones y préstamos que podrían develar irregularidades, según estimó el autor del proyecto, el radical Jorge Rizzotti.
Las diferencias que se pusieron en evidencia en la bancada justicialista al votarse un pedido de informes sobre irregularidades en el Banco de Acción Social, despertaron suspicacias y confusión en la sesión ordinaria de este jueves de la Legislatura provincial.

La gran mayoría del bloque justicialista, -menos los diputados que responden al Jenefismo, Manuel Soler, José Melé y Eva Cruz, junto con Mariela Ortiz, Osvaldo del Grosso y Jorge Lops- le dio el voto a la iniciativa radical, que salió también con el apoyo del Frente Primero Jujuy, Lyder y Unión por Jujuy.

Los legisladores que se opusieron a apoyar el pedido de informes acerca del Banco de Acción Social se mostraron molestos por el voto favorable de sus pares. Esgrimieron dos razones: primero: que el PJ tiene por política rechazar los pedidos de informes de la oposición y ahora se estaba haciendo lo contrario. "¿Por qué votar algunos pedidos de informes y otros no?", se preguntaban mirando de reojo hacia la banca del presidente del bloque, Rubén Rivarola. Segundo: solicitarle al directorio del banco que informe por qué se aumentó de una forma tan escandalosa los sueldos, es ridículo. "Acá lo que se debiera hacer es pedirles las renuncias a todos", agregó Lops, visiblemente ofuscado.

Del Grosso, por su parte, dijo que si hay causas judiciales en marcha por irregularidades en el Banco de Acción Social no tenía sentido aprobar un pedido de informes sobre el tema.

Las interpretaciones de algunos diputados opositores, en confianza, fueron bien distintas. "Guillermo Jenefes y Julio Frías (funcionario de la Gobernación) tienen intereses en negocios de casinos y máquinas tragamonedas que les adjudicó el Banco de Acción Social", le murmuró a El Libertario un legislador.

Por otro lado, el oficialismo está complicado porque esta investigación podría dejar mal parado al diputado electo Guillermo Snopek (H), que fue titular del directorio de la entidad y además afectar a una hermana del diputado Miguel Morales (PJ) que fue funcionaria, se susurró en otro lado del recinto.

Aún sin el apoyo de los jenefistas y otros del PJ, el pedido de informe se incorporó al orden del día con los dos tercios de los votos y luego se aprobó en general y particular con modificaciones propuestas por Jorge Bulacios de Unión por Jujuy. Por pedido de este diputado, se eliminaron de los puntos del pedido de informes los estados contables del año 2002 hasta el 2006 con el argumento que ya fueron rechazados por el Tribunal de Cuentas y por tanto, investigados. Además, respecto de las transferencias del BAS a los municipios, propuso y se aceptó solicitar solamente la información correspondiente al período que va entre 2007 y 2009. Originalmente, se propiciaba hacerlo a partir del 2003. El motivo fue hacer coincidir el período con la gestión del actual directorio.

Al terminar la sesión, Jorge Rizzotti dijo estar gratamente sorprendido por el apoyo de la mayoría de los diputados justicialistas al proyecto y aseguró que lo más importante de la iniciativa –las contrataciones efectuadas por el BAS- salió tal como fue presentado.

El pedido de informes solicita se indique cuál es la escala de remuneraciones del personal superior y jerárquico vigente desde 2005 hasta la fecha y liquidaciones en el caso de haberse otorgado aumentos salariales retroactivos.

En contrataciones, se apunta al régimen especial en vigencia en el BAS, los procedimientos administrativos de selección de contratistas en licitaciones y los contratos para la explotación de máquinas de video juego con juego de azar incorporado desde 1991 hasta la fecha.

También se pide un detalle de préstamos y subsidios desde el 2007 hasta la fecha, el tipo de garantías exigidas y morosidades, como también las transferencias de fondos efectuadas a los municipios desde el año 2007.

Comentá la nota