El oficialismo critica que investiguen a Scioli y Massa.

Cuestiona la causa por las testimoniales.
El oficialismo cuestionó ayer la causa abierta por la Justicia para investigar al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y al ex jefe de Gabinete Sergio Massa por sus candidaturas testimoniales.

"No puede haber delito porque ni siquiera se terminó el escrutinio y todavía no están proclamados como diputados electos", dijo a LA NACION Jorge Landau, apoderado del kirchnerismo. "Además, sólo el 10 de diciembre se podrá saber si van a asumir. Por el momento, nada cambió y no tiene sentido decir que han cometido un delito", afirmó.

El gobernador no quiso opinar sobre el tema y se limitó a decir que la causa "tendrá que resolverla la Justicia" y que ella será la que determine si hubo un fraude a los electores. El ex jefe de Gabinete, que retomó la intendencia de Tigre, tampoco habló ayer del tema. Fuentes cercanas a él informaron que no iba a hacer declaraciones.

Scioli y Massa están acusados de haber engañado a la ciudadanía para inducirla a votarlos para cargos que no iban a asumir. Como informó ayer LA NACION, a pedido del diputado electo y abogado de la Coalición Cívica Ricardo Gil Lavedra, la Cámara Nacional Electoral dispuso que se abriera un expediente para investigar si Scioli y Massa cometieron el delito previsto por el artículo 140 del Código Electoral, que establece que "se impondrá prisión de dos meses a dos años al que con engaños indujere a otro a sufragar en determinada forma o a abstenerse de hacerlo".

El nuevo expediente estará a cargo del juez federal platense Manuel Blanco, el mismo que rechazó las impugnaciones presentadas antes de las elecciones contra las postulaciones de Scioli y de Massa.

Su decisión fue compartida por el fiscal electoral Jorge Di Lello y ratificada luego por la Cámara Electoral con un voto dividido: Santiago Corcuera y Rodolfo Munné votaron por aceptar las candidaturas; Alberto Dalla Via, en contra.

La estrategia que planteó entonces Landau fue clave para que las impugnaciones no prosperaran. No bien el caso llegó a la Cámara, el abogado presentó un escrito firmado por Scioli y por Massa, en el que ambos informaban que eventualmente asumirían las bancas.

Su declaración decía: "En razón de la naturaleza proscriptiva de las impugnaciones, venimos a decir que, obviamente, la aceptación de las candidaturas implica la voluntad de postulación, la consecuente decisión de realizar campaña política con el fin de obtener apoyo de los ciudadanos para ser electo y, eventualmente, la asunción del cargo para el que fuimos propuestos, sin que ello importe abdicar derechos u opciones que la Constitución nacional y las leyes nos reconocen".

El voto mayoritario de los camaristas entendió que la eventualidad era "el resultado de la elección" y autorizó las candidaturas. Ahora, la misma Cámara pidió que se investigara si Scioli y Massa fueron los autores de un engaño.

Comentá la nota