El oficialismo, complicado para tratar el impuestazo tecnológico

El oficialismo, complicado para tratar el impuestazo tecnológico
El kirchnerismo sólo tiene seis de la ocho firmas necesarias en la Comisión de Presupuesto y Hacienda que permitirían tratar en el Senado el proyecto que prevé elevar al 21% el IVA a los productos tecnológicos que se importan o se fabrican fuera de Tierra del Fuego
El oficialismo del Senado tiene dificultades para conseguir las ocho firmas de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que le permitiría llevar al recinto el próximo miércoles el proyecto de impuestazo tecnológico, que prevé subir los gravámenes internos y el IVA a los productos fabricados en otras provincias y a los importados para "proteger" a la industria electrónica de Tierra del Fuego.

De conseguirse el tratamiento y su posterior aprobación, el mercado tecnológico dejará de trabajar con un IVA del 10,5% y pasará a uno de 21 puntos porcentuales, al tiempo que también aumentarán los impuestos internos. Por ello, comprar un celular, un monitor de PC, una radio o un televisor costará hasta un 34% más, desde el día siguiente en que la norma sea publicada en el Boletín Oficial.

El asunto debió llegar al pleno de la cámara el jueves 20 agosto, en la misma jornada en que se discutieron las facultades delegadas y los superpoderes, pero entonces, como ahora, el dictamen no fue suscripto por la mayoría de ocho avales, sobre un total de 15 miembros, que exige el reglamento.

Hasta el presente, el dictamen favorable al proyecto oficial sólo consiguió seis avales, por la defección de dos integrantes del bloque, el chubutense Marcelo Guinle, próximo al gobernador Mario Das Neves, quien lanzó su candidatura presidencial con fuertes críticas al gobierno nacional, y el jujeño Guillermo Jenefes.

Las firmas que figuran al pie del dictamen desde el 13 de agosto, la primera y última vez que se reunió la Comisión de Presupuesto y Hacienda para tratar este tema, son las del presidente Fabián Ríos (Corrientes), José Mayans (Formosa), José Pampuro y Eric Calcagno (Buenos Aires), Nanci Parrilli (Neuquén) y Blanca Osuna (Entre Ríos).

Se abstuvieron de dar su aval, el vicepresidente de la comisión y radical Ernesto Sanz (Mendoza), sus correligionarios Gerardo Morales, Pablo Verani (Río Negro), Roy Nikisch (Chaco), la cívica María Eugenia Estenssoro (Capital Federal), el justicialista disidente Juan Carlos Romero y la tucumana Delia Pinchetti.

El esfuerzo de la bancada está concentrada a estas horas en seducir a dos senadores, apuntando en primer lugar a los que ocupan asientos en el bloque, y se ilusionan con la posibilidad de algún apoyo en disidencia, que lo acerque al número mágico de ocho. A su vez, podrían apelar a una norma que se aceptó en el caso de la resolución 125 del año pasado, cuando se consideró, ante la falta de respaldos propios, que es suficiente que una mayoría se pronuncie sobre el tema, aún cuando algunas firmen en contra; en este caso aprovecharían un proyecto alternativo suscripto por el rionegrino Pablo Verani.

La definición

La Comisión de Presupuesto se reunirá el miércoles a las 10 para volver a debatir el tema unas horas antes de la posible sesión plenaria, cuya convocatoria debe ser confirmada hoy durante la reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria, que nuclea a los titulares de todas las bancada.

En el encuentro, que se realizará en el Salón Deolindo Bittel del edificio anexo del Senado, concurrirán a dar su opinión las cámaras de Máquinas de Oficinas, Comerciales y Afines, de Informática y Comunicaciones de la República Argentina y la Asociación Argentina de Televisión por Cable.

Comentá la nota