El oficialismo buscará hoy un aval del Concejo para admitir las monederas

Acción Marplatense sometería a votación en tres comisiones del Concejo el acuerdo de la semana pasada entre el Ejecutivo y los concesionarios del transporte. El punto central es aceptar el uso transitorio de máquinas monederas junto con el sistema de tarjetas

La gestión de Gustavo Pulti se propuso someterse hoy a una difícil prueba. Lograr que tres comisiones del Concejo Deliberante avalen un convenio firmado la semana pasada con las empresas de transporte, mediante el que se aceptaría la instalación de monederas a bordo de los micros mientras se implemente de manera progresiva un nuevo sistema prepago de tarjetas por aproximación. En el caso de lograr que los concejales le den el visto bueno a este acuerdo, el expediente quedaría en condiciones de ser tratado en el recinto en la próxima sesión plenaria, prevista para el jueves de la semana que viene.

Si bien el oficialismo se mostraba confiado en que obtendría un resultado favorable, lo cierto es que el desenlace de la votación en las comisiones era ayer aún difícil de prever.

El gobierno local necesita que algunos opositores cambien la postura mantenida hasta ahora o que recurran a otras alternativas como la de ausentarse o abstenerse al momento de votar. De lo contrario la iniciativa sería rechazada.

Lo cierto es que en las últimas horas el oficialismo no ahorró recursos para intentar convencer a algunos de los opositores permeables a aceptar su estrategia. Por eso se espera que hoy haya varias abstenciones, incluso con defecciones dentro del bloque radical, que mantuvo un permanente rechazo al uso de monederas.

La reunión está prevista para las 13.30, con la presencia de los 21 ediles que integran las comisiones de Transporte, Hacienda y Legislación.

Por lo tanto sólo tres integrantes del Concejo quedarán esta vez al margen de la discusión: su presidente, Marcelo Artime; Carlos Katz (Consenso Local) y Guillermo Shutrumpf (Gen). El resto deberá pronunciarse durante la reunión, aunque se desconoce si Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular) concurrirá, ya que desde hace varias semanas no asiste al Palacio Municipal sin que existan informaciones oficiales sobre su prolongada ausencia, durante la cual no fue reemplazado por un concejal suplente.

El convenio que se sometería hoy a votación fue firmado a fines de la semana pasada por el intendente interino, Marcelo Artime, y el titular de la Asociación Marplatense de Empresas de Transporte de Pasajeros (Ametap), José Ferraresi.

El punto más relevante es el que establece la puesta en marcha de un sistema mixto de pago del boleto. Para ello se otorga un plazo de 180 días -prorrogable por otros 180- durante el cual las empresas deberán instalar un sistema de tarjetas por aproximación que reemplace a las magnéticas. Pero a renglón seguido se autoriza a las compañías a colocar en lo inmediato máquinas monederas, las cuales en principio podrían funcionar durante 6 meses.

Vía de financiamiento

La decisión del Ejecutivo de aceptar el uso de monederas surgió ante los argumentos de la Ametap de que con ellas las empresas podrían incrementar su recaudación y asegurar así el financiamiento para la instalación de las nuevas tarjetas prepagas.

El convenio indica además que las empresas deberán comprometerse a no reclamar un nuevo aumento del precio del boleto por el término de un año.

Este acuerdo surgió la semana pasada casi en el mismo instante en el que el intendente interno aplicó un veto parcial sobre la ordenanza que el 9 de octubre aprobó buena parte de la oposición, imponiendo el uso de tarjetas de aproximación como nuevo y único medio de pago del boleto, en reemplazo de las magnéticas.

En el decreto de veto, Artime le dio de baja a todos los artículos que fijaban plazos inminentes para la puesta en marcha del nuevo sistema. De este modo se les quitó a los empresarios la obligación e invertir en las tarjetas de aproximación en lo inmediato. Al mismo tiempo la firma del convenio abrió el camino para avanzar en la instalación de monederas, bajo el argumento de que con ellas se incrementará la cantidad de pasajeros y por ende la recaudación de los transportistas.

Ayer había pronósticos bien diferentes respecto de cuál sería el resultado que obtendría el expediente durante la reunión conjunta de las comisiones. El oficialismo se mostraba seguro de que lograría que hubiera concejales dispuestos a abstenerse, facilitando así la aprobación del proyecto. Por caso, se especulaba con la posibilidad de que asumieran esa actitud tres radicales: Nicolás Maiorano, Maximiliano Abad y Fernando Rizzi. Justamente los tres estuvieron ausentes en la sesión del 9 de octubre, cuando su bloque impuso el proyecto de tarjetas por aproximación. No obstante su eventual abstención no alcanzaría para que el convenio en favor de las monederas sea aprobado. Por eso ayer había quienes contaban cada uno de los votos posibles, tratando de anticipar la opinión que terminarán asumiendo algunos concejales claves para definir un resultado.

Comentá la nota