El oficialismo no se asegura aún la emergencia económica

Hay aliados que se resisten a apoyar la prórroga. Y varios propios están de viaje.
Con números muy ajustados, el oficialismo prepara la anteúltima arremetida en la Cámara baja antes del recambio parlamentario. Las espadas kirchneristas hacen cuentas finas para llevar mañana al recinto la prórroga de la Emergencia Económica, resistida por los aliados -habituales u ocasionales- de los bloques de centroizquierda. Con el apoyo de diputados que responden a gobernadores no peronistas, el cálculo ronda entre los 130 y 135 votos, apenas por encima del quórum (129) para poder sesionar. La ausencia de algunos propios y la resistencia de aliados pone en riesgo la aprobación del proyecto esta semana.

Esta tarde, en la Comisión de Presupuesto, el oficialismo intentará obtener dictamen para prorrogar la emergencia Económica, que le permite al Ejecutivo mantener facultades sobre cuestiones económicas, sociales y cambiarias, entre ellas renegociar contratos de servicios públicos y fijas las tarifas, regular los precios de la canasta básica y reordenar el sistema financiero y bancario. Establecida en el 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde, se prorrogó sistemáticamente por un año. En este caso, el kirchnerismo pretende extenderla hasta el fin del mandato de Cristina Fernández, en diciembre del 2011, para evitar que se discuta con la futura composición legislativa, porque el oficialismo estará en minoría.Aunque según los fundamentos del proyecto "la fortaleza del sistema financiero argentino no está en discusión", el kirchnerismo justifica la extensión por el contexto internacional: "Lo cambiante de la crisis y sus variadas mutaciones recomiendan prorrogar por dos años el estado de emergencia".

En este tema, igual que el año pasado, el oficialismo no logró atraer a los diputados de la llamada centroizquierda. "Vamos a votar en contra. Es una ley que tiene un enorme cantidad de facultades delegadas, y estamos en una Argentina distinta a la del 2001", expresó Vilma Ibarra la postura de Encuentro Popular, habitual aliado del kirchnerismo. Eduardo Macaluse, titular de Solidaridad e Igualdad, también adelantó el rechazo. En las últimas horas hubo llamados para intentar cambiar esa postura, pero no tuvieron éxito.En las cuentas del kirchnerismo, sin embargo, entran los votos de los diputados no oficialistas que responden al gobernador santiagueño Gerardo Zamora, al neuquino Jorge Sapag, a la fueguina Fabiana Ríos, al catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral, al rionegrino Miguel Saiz y al correntino Arturo Colombi.

Así y todo, por el número ajustado, una alta fuente del Frente para la Victoria aseguró anoche que no estaba del todo confirmado que la prórroga vaya al recinto mañana. Como es habitual, el oficialismo sólo impulsa el tratamiento de un proyecto cuando tiene asegurado el quórum y su aprobación. "Algunos diputados están de viaje. Si no es esta semana, pasará para la próxima", contó. La prórroga generó el rechazo de la oposición.

Comentá la nota