El oficialismo archivó el juicio político a Pega

El pedido de la oposición para analizar la responsabilidad del ministro de Familia en el escándalo por los alimentos preelaborados de Flavors fue descartado por la mayoría.
La pretensión de las bancadas opositoras de que el ministro de Familia, Alfredo Pega, fuera sometido a juicio político por su presunta responsabilidad en el escándalo de Flavors y los alimentos preelaborados, fue a parar ayer al archivo legislativo.

En un trámite celerísimo, los diputados oficialistas que ayer constituyeron la comisión de la Sala Acusadora votaron que el expediente fuera descartado por considerar que no hubo responsabilidad política alguna de parte del titular de la cartera social. A las 20.30 de ayer se constituyó la comisión, nombró autoridades y posteriormente se produjeron dos dictámenes.

El de la mayoría, conformada por Iván Lázzeri, Adriana Gutierrez y María Inés García, fue una larga respuesta a los puntos denunciados por los presidentes de la diferentes bancadas. Luego de la reunión, que terminó anoche pasadas las 23, Iván Lazzeri, dijo que "el oficialismo rechazó el juicio político porque el escrito presentado por el peronismo y el resto de los bloques es de muy mala calidad, es un panfleto que no constituye una denuncia seria".

Por su parte, Martín Soria, integrante de la comisión junto a Silvia Horne por la oposición, advirtió que "hubo una flagrante violación de la ley 4340 al no haber notificado a los denunciantes de que debían presentarse a ratificar la denuncia y presentar las pruebas". Por ello, aclararon los diputados opositores, no emitieron opinión respecto de la denuncia contra el ministro Pega. Agregaron que no descartan que, ante la decisión del oficialismo de enviar el expediente a archivo, recurran a la Justicia, para que determine si Lázzeri, Gutierrez y García incurrieron en alguna acción recriminable en ese ámbito.

Comentá la nota