El oficialismo ahora llama al diálogo legislativo

El alperovichista Regino Amado propone que se alcancen consensos, pero aclara que se respetarán las líneas trazadas por Manzur. Los contactos deben darse tanto con la oposición como dentro del bloque Tucumán Crece.
"Tras una elección, siempre hay que hacer una autocrítica. Estamos conversando con los otros sectores políticos de la Cámara. Seguramente no nos vamos a poner de acuerdo en muchos puntos, pero la idea es identificar los problemas, buscar las mayores coincidencias y consensuar los proyectos en común para dar soluciones y ver cuál es la mejor forma de sacar adelante la provincia", afirmó el vicepresidente primero de la Legislatura, Regino Amado.

El legislador oficialista aclaró que la ronda de contactos que acaba de comenzar no fue posible durante la campaña electoral por las posiciones políticas encontradas. "Uno se pone del lado de quienes lo acompañan, pero ahora la gente nos dijo que tenemos que abrir el diálogo. Ojalá podamos llevarlo adelante, porque va a mejorar la calidad institucional", anheló.

El dirigente peronista reconoció que las charlas deberán darse también en el interior del bloque Tucumán Crece, ya que hay referentes oficialistas que tienen reclamos. En ese contexto, admitió que se deberá evaluar una redistribución de espacios en la conducción del cuerpo y de las comisiones de trabajo, para atender a las apetencias personales de cada legislador y del sector que represente. Aclaró que se buscará el mejor equilibrio político, y que se abrirá el debate a proyectos todavía sin tratamiento.

Este último punto fue el reclamo coincidente de los miembros de la oposición consultados por LA GACETA, que les preguntó sobre esta nueva etapa en la Legislatura.

Amado quedó en el tercer escalón en el orden de sucesión gubernamental, a partir de la licencia del vicegobernador Juan Manzur, detrás del mandatario, José Alperovich, y del presidente subrogante de la Cámara, Sergio Mansilla. "Este cambio de etapa tiene que ver con el cambio de nombres y de hombres. Estamos orgullosos de Manzur, y esperamos todos que le vaya bien en el Ministerio de Salud por el bien de todos los argentinos. Por respeto a él, no vamos a variar nada en la gestión parlamentaria, se mantiene todo exactamente igual. No sabemos qué pasará en el futuro, porque su licencia no tiene fijado un plazo. Nadie sabe si se reintegrará: a lo mejor decide volver y retoma el cargo. La mesa de conducción no se va a renovar antes del 29 de octubre, y no podemos mirar tan lejos", puntualizó.

El legislador alperovichista no quiso opinar sobre si Mansilla asumirá su banca de senador nacional el 10 de diciembre, para lo cual debería renunciar al cargo provincial. "Está electo pero aún ni siquiera fue proclamado. Tenemos muchos meses por delante; no aseguro ni niego que vaya a integrar el Senado, porque es una cuestión personal. Los hombres debemos estar a donde nos necesite la comunidad y el proyecto político al cual pertenecemos, que es el que conduce Alperovich. Todos tenemos ganas de participar y de colaborar", finalizó.

"Ocupar cargos sería un maquillaje", afirma Cano

Al radical José Cano le desvela la falta de debate político en la Legislatura, y reclama que ése sea el tema central a dialogar si el oficialismo convoca a la oposición. "No hemos tenido ninguna invitación hasta ahora; le hemos venimos planteando a Juan Manzur la necesidad de que se aborden los grandes asuntos pendientes, como las adicciones, la creación de una Policía Judicial que hace a la seguridad y a la resolución de los casos penales y la conformación del Tribunal Fiscal, pero no tuvimos respuesta. No puede ser que más del 50% de las leyes aprobadas sean económicas o sobre expropiaciones", advirtió.

El senador nacional electo aclaró que ni la oposición ni el oficialismo deben imponer su agenda. "Ocupar cargos sería un simple maquillaje. De qué sirve tener un puesto en la conducción si el alperovichismo controla el Jurado de Enjuiciamiento, por ejemplo", resaltó.

Ricardo Bussi presentó un listado de ideas pendientes

"En horabuena que se produzca el diálogo, pero todavía no me llamaron. El oficialismo sabe cuáles son los principios y las condiciones que venimos planteando: transparencia; licitaciones públicas; que se terminen las expropiaciones con mecanismos que dan poca confianza; el ajuste del gasto político; adecuar el sistema impositivo y la actualización de leyes centrales. Deben comenzar a escuchar lo que estamos planteando desde hace tiempo", afirmó Ricardo Bussi.

El titular de Fuerza Republicana reconoció que, hace dos semanas, las autoridades de la Legislatura le pidieron una carpeta con los principales proyectos de su autoría que estén sin tratamiento. "No me interesa ocupar espacios sino el debate de las iniciativas. La mayoría alperovichista justifica que conduzcan la Cámara con el actual esquema de sucesión y esta proporcionalidad en los cargos", puntualizó.

"La Presidenta cambió el rumbo", asegura Jerez

Esteban Jerez ya recibió la convocatoria del presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, para conversar sobre la agenda parlamentaria y los reclamos de la oposición a la forma de conducir ese poder, pero el contacto aún no se concretó. "Estamos abiertos al diálogo, más a partir del cambio de rumbo que dispuso la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, el 9 de julio. Espero que ese giro también se aplique en la provincia", señaló.

El conductor de Ciudadanos Contra la Corrupción se quejó de la falta de presencia opositora en la conducción de las comisiones parlamentarias y de la falta de tratamiento de las iniciativas de su autoría. "No imponemos condiciones. Sólo pedimos sinceridad, apertura y generación de confianza para plantear una agenda común. Que sea un encuentro abierto es la principal aspiración", concluyó.

Cirnigliaro condiciona toda charla a que no esté Mansilla

"No mantengo contacto con nadie del oficialismo. Sólo hay relaciones cordiales de respeto con ellos, por cuestiones de convivencia social. No me convocaron a ninguna clase de encuentro y voy a esperar a que me inviten para ver qué es lo que quieren y emitir una opinión", anticipó ayer Osvaldo "Renzo" Cirnigliaro.

El referente del Partido Laborista advirtió que su conducta depende, en mucho, de quién sea el interlocutor por el alperovichismo: "si es Sergio Mansilla, no hay diálogo posible, porque es un hombre que me agredió físicamente y me agravió, pero debo aguardar hasta que se instrumente este diálogo". "Las principales falencias de la Legislatura son el autoritarismo cívico y la discriminación en el tratamiento de los proyectos de ley. A mí me cajonearon todas las iniciativas, salvo una felicitación a LA GACETA. Debe haber respeto y aceptación del otro", exigió.

"La Cámara logró un vuelo importante", dice Luis Bussi

Luis José Bussi consideró que no hay que producir un pronunciado giro en la manera de conducir la Legislatura, tras el reemplazo del vicegobernador Juan Manzur (en uso de licencia mientras sea ministro de Salud) por el presidente subrogante de la Cámara, Sergio Mansilla.

"Se logró un vuelo importante, mayor que en otras gestiones, con la sanción del Digesto Jurídico; la maestría en Derecho Parlamentario; la construcción del nuevo edificio y el cumplimiento estricto en los horarios de las sesiones. Mansilla me explicó cuál sería la tónica de su actuación temporaria y que seguirá el perfil que impuso Manzur. Le requerí que se consideren los más de 50 proyectos de ley con mi firma sin tratar, con la idea de que haya mayor transparencia institucional, y me dijo que su vocación es tener una mayor flexibilidad en este aspecto", dijo el legislador del bloque Republicano (escindido de FR).

Mendía reclama que el contacto empiece con Cobos

"Felicito a la Presidenta por la apertura al diálogo que hizo en Tucumán, pero lo primero que debe hacer Cristina Fernández de Kirchner es llamar al vicepresidente Julio Cobos, por los roles institucionales que ambos ocupan en la Nación", reclamó el legislador Jorge Mendía.

El referente cobista aclaró que aún no recibió invitación alguna de las autoridades de la Cámara para evaluar el futuro institucional, y advirtió que todo contacto debe basarse en que se escuchen las quejas de la oposición y que el diálogo sea franco con el oficialismo, para que luego se respeten los acuerdos que se puedan alcanzar. "Es fundamental el tratamiento de absolutamente todos los temas importantes, porque son muchos los que no se están debatiendo en este momento. En las rondas de charla deben ser incluidos los propios miembros del bloque Tucumán Crece, porque entre ellos no se escuchan", dijo.

Comentá la nota