HAY OFERTA EN MERCADO MUNDIAL DE GRANOS PERO ESTA EN DUDA LA DEMANDA, SEGUN ESPECIALISTAS

La relación de oferta y demanda de granos y oleaginosas en la plaza internacional proyecta "desbalance" entre ambas puntas, ya que "están en duda" las compras del complejo, frente a los volúmenes que se ofrecen, consideraron hoy especialistas en economía agrícola.
"Hoy, en el mercado de granos hay oferta pero está en duda la demanda. El 2009 puede ser un año para empatar, por lo cual la actividad requiere de la puesta en marcha urgente de una política agropecuaria que interprete la realidad mundial", afirmó el consultor sectorial Daniel Miró.

Advirtió también sobre las "dificultades" que pueden presentarse para concretar negocios del sector en el plano mundial, debido a que "la Oncca se ha convertido en algo mucho más importante que una Junta Nacional de Granos".

Entre las claves a tener en cuenta en este momento, según Miró, está la reacción de China frente a la crisis mundial, ya que mientras todo el mundo mira a Estados Unidos y a Europa, el gigante asiático "se da el lujo en plena crisis de hacer un programa de asistencia a su propia economía, de más de 500.000 millones de dólares". Para evitar que la población china abandone sus campos, el gobierno de ese país mejoró los precios para los agricultores, flexibilizó el uso de la tierra, estableció mejores relaciones con empresas extranjeras para la incorporación de tecnología y desarrolló un programa de stockeo de maíz y soja para asegurarse el abastecimiento y controlar el precio interno, explicó el analista.

"Si la Argentina no desarrolla una política agropecuaria que interprete esta realidad de la demanda mundial, estaremos complicados. Nuestro país es estructuralmente exportador", advirtió y acotó que "se está en un entorno destructivo de la demanda", por lo que "la volatilidad va a seguir y el modelo productivo tendrá que ser distinto", consideró.

Con respecto a la medida que desencadenó el conflicto entre el campo y el Gobierno, el especialista explicó que "la 125 nunca fue importante", pero puso de relieve que "sí lo son" las modificaciones en los regimenes de comercialización y exportación granaria, a partir de la "transformación de la Oncca en algo mucho mas importante que una Junta Nacional de Granos".

Hemos pasado de un régimen de libertad de exportación a un régimen de licencias manejadas por una sola persona, que no es apelable", afirmó.

En cuanto a los efectos de la intervención del Estado en el mercado, el analista resaltó que "con la demora con que operó la Oncca, quedó alrededor de un millón y medio de toneladas de trigo de la vieja campaña sin exportar, y hoy es difícil formar precios porque no hay compradores". En su opinión, los exportadores no compran porque no saben si tendrán autorización para vender y la industria molinera tampoco compite, porque sabe que el trigo no saldrá del país, así como que, si no hubiera restricciones, el precio del trigo debería estar "20 ó 25 dólares por tonelada por encima del actual".

Consultado respecto de la reciente baja del 5 por ciento en las retenciones al trigo y al maíz, Miró dijo: "De qué sirve que bajen unos puntos en las retenciones si no modifican todas las medidas intervencionistas vigenets".

El especialusta formuló esos conceptos durante la jornada técnica que realizaron hasta ayer los Consorcios Regionales de Experimentación Agropecuaria (CREA), de la que participaron alrededor de 1000 personas. En relación con el escenario que se presenta para el sector en el corto plazo, el especialista se mostró preocupado por la falta de herramientas de comercialización y la reacción que este problema puede generar en los productores.

Dijo, en esa línea, que el "riesgo" que se corre es que estos cambios "nos quitan herramientas" y advirtió que en los próximos meses "habrá problemas financieros y se deberá cuidar la caja".

Reseñó también que al final de esta campaña podría haber alrededor de "58 millones de toneladas de soja entre la cosecha nueva y la pasada", aunque remarcó que si nadie vende por los malos precios, esta gran cantidad de soja terminará vendiéndose "tarde y toda junta, lo cual destruiría el precio".

"Por favor, comiencen a mirar cuándo va a faltar plata y empiecen a solucionarlo desde ahora", concluyó Miró.

Comentá la nota