Ofensiva de Kirchner para que cierren el caso por sus bienes

Ofensiva de Kirchner para que cierren el caso por sus bienes
Envió a hablar con Oyarbide a su contador, que obtuvo el permiso para actuar como perito de parte
El juez federal Norberto Oyarbide y el hombre llegado del Sur se vieron las caras en el coqueto despacho del magistrado, en los tribunales de Comodoro Py. El encuentro, a solas, duró apenas unos minutos. Lo suficiente para que el emisario esbozara sus argumentos, algunas explicaciones y varias súplicas. Se trataba del contador de Néstor y Cristina Kirchner.

El encuentro se centró en un solo e incómodo tema, según confirmaron a La Nacion dos altas fuentes judiciales. Oyarbide y Víctor Manzanares dialogaron sobre la investigación centrada en el presunto enriquecimiento ilícito del matrimonio presidencial. Y el juez respondió con una orden que se pareció a un permiso: el contador ahora podrá defender las declaraciones juradas que firmó y actuar como una suerte de "perito de parte". Todo al mismo tiempo.

Manzanares es el contador de Río Gallegos que rubricó la polémica declaración jurada que sostiene que la pareja aumentó un 158% su patrimonio durante 2008 -de $ 17,8 millones a $ 46 millones en valores netos- y un 572% desde que arribaron a la Casa Rosada en mayo de 2003.

Oyarbide lo escuchó durante unos pocos minutos, hasta que lo frenó con una orden que, en rigor, también le abre una puerta adicional a la defensa de los Kirchner, que ya había presentado un escrito espontáneo de "descargo" en el mismo expediente en el que también intervino la Oficina Anticorrupción (OA) con un incómodo dictamen que llevó al juez a ordenar un peritaje contable por un experto de la Corte Suprema. El magistrado le recomendó a Manzanares que pusiera por escrito sus explicaciones y actuara, en la práctica, como perito de parte.

"El contador estaba muy nervioso y en dos minutos pareció enloquecer a Oyarbide", dijo un informante de Comodoro Py a LA NACION. "Quería explicarle todo, cada punto de la declaración jurada que podría tomarse como una inconsistencia."

La defensa de los Kirchner obtuvo, de este modo, una oportunidad de reforzar el dictamen del decano de los peritos contadores de la Corte Suprema, Alfredo Peralta, si concluye que esa declaración jurada es consistente, o de refutarlo, si el experto de controvertido rol en la causa por enriquecimiento ilícito de María Julia Alsogaray pusiera en aprietos al matrimonio.

El objetivo de los operadores oficialistas en la Justicia es simple de enunciar, pero complejo de concretar, confiaron a LA NACION abogados que dialogaron con esos gestores. Procuran que Oyarbide sobresea a los Kirchner por 2008 -y quizá hasta por 2007- antes de la feria judicial de enero. Ese es el mayor -casi único- objetivo al que aspiran por estas horas los operadores cercanos a la Secretaría de Inteligencia (SIDE), mientras el ex presidente se apresta a asumir como diputado nacional dentro de poco más de tres semanas. Quiere llegar a su banca sin flancos incómodos.

La esperanza de abarcar también 2007 nace de la orden misma que dio Oyarbide al perito de la Corte, cuando le ordenó que indagara no sólo en los números de 2008, sino que evaluara su evolución con respecto al año anterior y comparara ambos ejercicios.

La posibilidad de ese hipotético sobreseimiento bianual choca, sin embargo, con un límite claro. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral tuvo en sus manos la investigación por el presunto enriquecimiento ilícito durante 2007 y ordenó su archivo, por lo que no los acusó a los Kirchner, pero tampoco los exoneró. Y mantiene esos 12 meses dentro de su órbita.

Primer paso

La pesquisa de Canicoba Corral había comenzado con una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans y el aporte del entonces fiscal de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, que expuso la ausencia de "documentación respaldatoria". Pero terminó archivada con el apoyo de la Cámara Federal.

En el expediente que impulsa Oyarbide, los operadores kirchneristas ven fantasmas por varios lados, según reconstruyó LA NACION. Temen, por ejemplo, que el ex perito de la Corte Alfredo Popritkin -que se presentó espontáneamente en la pesquisa con sugerencias para un mejor peritaje- haya sido financiado por el Grupo Clarín, algo que el experto niega.

Titular de la ONG Contadores Forenses, Propitkin sólo expuso lo que él y otros dos expertos harían, de continuar dentro del cuerpo de auxiliares de la Corte: pedir documentación adicional, cotejar la declaración jurada con la de quienes aparecen como sus deudores y acreedores -como Lázaro Báez, Juan Carlos Relats y el Banco de Santa Cruz, de la familia Eskenazi-, verificar los precios reales de venta de algunos inmuebles y cotejar los gastos con tarjetas de crédito. Así, Oyarbide podría contar con varios informes. El primero, el que ya presentó la OA, que se limitó a poco más que sugerirle que ordenara un peritaje contable; el segundo, el de Popritkin; y, el tercero, el de Manzanares.

El contador de los Kirchner figura, a su vez, como protagonista de otra denuncia penal relacionada con las declaraciones juradas de los Kirchner. También la radicó Monner Sans y se centra en la supuesta ayuda que recibió la pareja presidencial y Manzanares por parte de altos funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para "arreglar" las "inconsistencias conceptuales entre lo que declaró y su verdadera fortuna", como expuso Luis Majul en su libro sobre el ex presidente, El dueño.

La firma de Manzanares como fedatario de la declaración jurada, de probarse enriquecimiento ilícito, podría acarrearle problemas adicionales al contador. Desde una investigación penal autónoma hasta la pérdida de su matrícula, indicaron dos de las fuentes judiciales consultadas.

El juez del momento

NORBERTO OYARBIDE

Juez federal

Patrimonio kirchnerista

Tiene la causa por el enriquecimiento del matrimonio presidencial y en los últimos días se reunió con el contador que firma la controvertida declaración jurada.

Espionaje porteño

Lleva el caso que empezó con la detención de Ciro James y que puso en jaque al gobierno de Mauricio Macri. El martes detuvo al ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios ("Fino"). Criticó duramente en público a Macri.

Medicamentos falsos

Día tras día, hay novedades en esta causa por adulteración de medicamentos, en la que están en la mira cientos de gremios. Pareció detener un poco su avance contra el sindicalista Juan José Zanola.

Publicidad oficial

El viernes, la Cámara Federal lo levantó en peso por haber cerrado una causa que involucra al secretario de Medios de la Nación, Enrique Albistur, por supuesto mal manejo de la publicidad oficial. Le ordenó reabrir la investigación y tomar medidas concretas.

Comentá la nota