Ofensiva empresaria para que Venezuela no entre al Mercosur

La UIA organiza una reunión con industriales brasileños y uruguayos.
Ayer Hugo Chávez intentó emitir su programa Aló Presidente desde la planta de Tavsa, en Autopista Vía Ciudad Bolivar, Zona Industrial Matanzas, en Puerto Ordaz. Pero los astros no estuvieron de su lado: falló la tecnología y se frustró la iniciativa. Chávez, según fuentes venezolanas, iba a ampliar los motivos por los cuales decidió estatizar esa empresa que pertenece en un 70% al grupo Techint, de capitales argentinos. El otro 30% es del Estado veenzolano.

Entre tanto, las distintas cámaras empresarias inician esta semana en la Argentina una ofensiva para que Venezuela no ingrese al Mercosur. Los empresarios van de la mano con legisladores de la oposición, ya que el parlamento argentino aprobó ese ingreso. Caracas aún no es miembro pleno del mercado regional, dado que los parlamentos de Brasil y Paraguay no le dieron el visto bueno.

De allí que la Unión Industrial haya delegado en Ignacio de Mendiguren el veloz armado de una cumbre regional para condenar las estatizaciones de Chávez e insistir con dejar afuera a Venezuela del Mercosur.

Mendiguren negocia con el líder de la Federación de Industriales de San Pablo, Paulo Skaf, y el vicepresidente de la Confederación Nacional de la Industria del Brasil, Dagoberto Lima Godoy. La idea es realizar una reunión en Montevideo esta misma semana con Diego Palestra, titular de la Cámara de Industriales de Uruguay.

"Un mercado común es sinónimo de flujo de inversiones y al estatizar, Venezuela no respeta ese espíritu", señalaron desde la UIA.

El último 22 de mayo, Chávez anunció sorpresivamente la estatización de tres firmas en las que Techint tiene participación. Además de Tavsa, Matesi y Comseigua. Fue después de un fin de semana largo en El Calafate, junto a Cristina y Néstor Kirchner. En la Casa Rosada insisten que no fueron informados.

Comentá la nota