La ofensiva desnudó divisiones en la oposición

Carrió avaló la medida; la UCR defendió al vice
La decisión de Cristina Kirchner de imputarle a Julio César Cobos la suspensión de su viaje a China generó una nueva ola de críticas contra el anuncio presidencial. Sin embargo, en esta oportunidad el frente antikirchnerista se mostró fracturado, ya que algunas voces avalaron a la jefa del Estado.

Fue el caso de la líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió (Capital), quien sin medias tintas afirmó que "tiene razón la Presidenta" al acusar a Cobos de incumplir con su función de vicepresidente.

"Si yo fuera presidente, tampoco viajaría", afirmó Carrió en diálogo con LA NACION, antes de recordar que se trata de un conflicto institucional que no afecta a la Coalición Cívica. "Es un problema de los radicales y no nuestro", enfatizó.

En tanto, el diputado Fernando Solanas (Proyecto Sur-Capital) no quiso abrir juicio sobre la decisión de la jefa del Estado, aunque criticó de manera implícita a Cobos al afirmar que "desde el punto de vista de la ética política y de la gobernabilidad, es una situación insostenible" la pelea entre la Presidenta y su vice.

La contracara de Carrió y Solanas fue el radicalismo, que cerró filas en defensa de Cobos. "No tiene ninguna razón ni ningún derecho para suspender el viaje", afirmó el presidente de la UCR, el senador Ernesto Sanz (Mendoza).

Según Sanz, la causa que invoca Cristina Kirchner "no existe", porque Cobos "nunca fue un peligro ni tomó una decisión cuando le tocó reemplazar a la Presidenta".

El jefe del bloque radical de la Cámara de Diputados, Oscar Aguad (Córdoba), criticó a la jefa del Estado porque "privilegia la política electoral frente a los intereses estratégicos del país", al suspender un viaje de Estado a China.

Otro dirigente radical que salió en defensa de Cobos fue Leopoldo Moreau, quien calificó como "un grave desatino" la decisión presidencial. "El radicalismo siempre ha sido garantía de institucionalidad y el vicepresidente Cobos es nada más y nada menos que un dirigente de nuestro partido", afirmó.

Fronteras afuera de la UCR, la actitud de Cristina Kirchner también mereció críticas por parte del senador Samuel Cabanchik (ex Coalición Cívica), para quien el anuncio presidencial persigue "el ninguneo de la Presidenta a su compañero de fórmula".

"Si el binomio no funciona es responsabilidad de ambos, por lo que deberían ponerse a superar esta situación", agregó el legislador, para quien "exceptuando el voto no positivo de la [resolución] 125, Cobos no ha generado instancias de gravedad institucional" que justifiquen las acusaciones de Cristina Kirchner.

"Vergüenza"

En la misma sintonía se expresó la senadora Liliana Negre de Alonso (PJ-San Luis), que calificó como "una vergüenza" el anuncio de la Presidenta porque "el vicepresidente está cumpliendo con sus funciones institucionales".

En ese sentido, agregó que el kirchnerismo "debería hacerse cargo del quiebre de la relación" con Cobos porque "fueron ellos los que lo fueron a buscar" para ocupar la vicepresidencia.

Por último, el jefe del bloque de diputados macristas, Federico Pinedo (Pro-Capital), criticó la decisión presidencial de suspender el viaje a China, aunque no abrió juicio de valor sobre el conflicto que mantiene enfrentados a la Presidenta y su vice. "Es anteponer la política chiquita, doméstica, a la política internacional", se quejó el legislador.

Comentá la nota