Odio a la francesa...

A pocos días de ocupar la sala de sesión del Concejo Deliberante para, ante los integrantes de la Agencia de Desarrollo, explicar los alcances de la inversión que tenía previsto realizar en el puerto local, las autoridades de Glencore-Moreno, salieron con los tapones de punta.
Critican la decisión del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca que con fecha marzo del corriente año decidió otorgarle a Louis Dreyfus, una franja de tierra en la zona de Cangrejales sobre la cual Moreno tenía reservas y por la que pagó un canon desde el año 1996.

Uno de los párrafos del documento al que tuvimos acceso esta tarde dice: "El CGPB decidió en forma intempestiva y unilateral la caducidad del contrato provocándonos un enorme daño económico y comercial al plan estratégico y de desarrollo de largo plazo".

Destaca también que las autoridades portuarias dicidieron adjudicar en forma directa esas tierras a una firma (Louis Dreyfus Commodities SA) que "no registra antecedentes de inversiones en la zona".

Más adelante, incluso, califica de "presurosa" la resolución tomada el 3 de marzo pasado "en ausencia de varios miembros del Directorio del Consorcio".

"Merecemos un tratamiento diferente al recibido", concluye la nota en cuestión firmada por las máximas autoridades del Grupo Glencore-Moreno.

El 18 del corriente, la empresa explicará los alcances de su proyecto de inversión (es del orden de los 150 millones de dólares) y dará su versión de los hechos en el recinto del Concejo Deliberante.

Es decir, utilizará el mismo ámbito que Dreyfus. Aunque todo parece indicar que la suerte está echada.

En voz baja (por ahora) los directivos no solo se quejan del trato recibido por parte del Consorcio, sino que además reclaman ser atendidos por las autoridades de la Provincia.

"No hemos podido nunca llegar, por ejemplo, a la ministra Débora Giorgi. Tenemos una historia de inversión y desarrollo en Bahía Blanca y en toda la provincia. La verdad, merecemos otro trato", dijo una fuente de la empresa consultada por Frente a Cano.

"A esta altura, ya casi no tenemos duda que estamos frente a una decisión política, para nada técnica. Acá se privilegió la inversión de una empresa por sobre la otra por cuestiones decididamente políticas", agregó con enojo.

En las últimas horas se dijo que si no hay una respuesta satisfactoria a los reclamos de Moreno, "la presencia de la firma en la provincia de Buenos Aires se torna inviable".

Comentá la nota